Las plantas arbóreas se subdividen en dos grandes grupos, las plantas arbustivas, y las arbóreas propiamente dichas. La diferencia entre unas y otras básicamente está en su tamaño, siendo las de menor altura las arbustivas y las de mayor altura las arbóreas.

En esta sección vamos a presentar solamente las arbustivas, pero usted podrá revisar también nuestra sección de plantas arbóreas si también son de su interés. A las arbustivas, para distinguirlas de las arbóreas, en términos de lenguaje, se les llama genéricamente arbustos, y a las arbóreas se les llama árboles.

Se define como arbustiva o arbusto aquella planta que se caracteriza por ser perenne (dura mucho tiempo), y sabemos que la mayoría de ellas pueden vivir por centenares de años. Su tallo es leñoso y ancho, normalmente denominado como tronco. Los arbustos pueden llegar a medir hasta 2 o 3 metros (pocas veces superan esta altura), y esto es una de las principales diferencias con los árboles ya que estos superan fácilmente los 2 a 3 mt. Se pueden encontrar arbustos enanos (menos de 1 mt), arbustos de tamaño medio (1 a 2 mt), y también arbustos de gran tamaño (2 a +3 mt). Pueden producir ramas primarias desde su base, o a lo largo del tronco, e incluso producir varios troncos (lo que no sucede en los árboles altos), y casi siempre producen abundantes ramas secundarias. El tronco casi nunca supera un ancho de 10 cm (lo que si ocurre con los árboles de gran tamaño, tal vez para poder soportar con firmeza el desarrollo de su abundante ramificación en el ápice del árbol, que obviamente es la parte más pesada de los mismos). Sin embargo esto no es una norma, ya que dependiendo del género y especie podría haber arbustos que requieren un tallo o tronco más grueso, según la abundancia y peso de su ramificación.

Una de las principales ventajas agronómicas de los arbustos está en que se mantienen perennes a pesar de ser sometidos a continuas y frecuentes podas (o cosechas), en especial, aquellos géneros y especies en las cuales el follaje, flor o fruto son comestibles para el ganado, y que a través de estos aportan nutrientes de alto valor para su dieta. Esto las hace muy deseables para la producción animal en granja, especialmente para aquellas que apuestan por la agroforestería o el sistema silvopastoril, más aún en proyectos de Silvo Pastoreo Racional Voisin (SPRV). Por esta razón, en años recientes se ha incrementado notablemente su demanda en los establecimientos ganaderos, especialmente de aquellas que son ricas como fuente de proteína o energía para la dieta de los animales de pastoreo, y sobre todo, cuando el ganado las puede ramonear (comer el follaje, flor o frutos, e incluso, legumbres, de sus ramas) directamente. Algunos géneros o especies incluso permiten su cosecha a ras, principalmente cuando estos tienen la capacidad de producir ramas desde su base, pues en su defecto, el ganado solo defolia las ramas que están a la altura de su pecho, cabeza o levemente más arriba de su cabeza pero a su alcance, y estas se recuperan durante el tiempo de reposo de las parcelas de pastoreo. Esto se ve favorecido en que una de las características propias de las arbustivas, a diferencia de las arbóreas, no solo producen ramas nuevas en su ápice una vez al año, sino indefinidamente, cosecha tras cosecha.

SECCIÓN DE PLANTAS ARBUSTIVAS – Géneros y Especies

Encuentre a continuación información técnica a cerca de las diferentes especies de arbustos de interés particular para los Ecosistemas Productivos de Ganadería:

(Aún no hemos cargado enlaces para esta sección. Próximamente los irá encontrando disponibles aquí en la medida que vayamos actualizando esta nueva página web. Gracias por su comprensión y paciencia…)