Pautas Zootécnicas para el Silvo Pastoreo Racional Voisin (Parte 1)

Herramientas para la Gerencia del Negocio Ganadero

Introducción

En la actualidad se ha hecho bastante popular el Sistema Silvopastoril, y desde países de Suramérica como Argentina, Brasil, Colombia, entre otros, se les ha dado un reconocido impulso para su posicionamiento internacional como una de las tecnologías modernas con mayor proyección a futuro, justificado por su potencial de sustentabilidad para la producción ganadera en general. Esta tecnología, conocida primeramente y aún como Agroforestería, que es un sistema productivo combinado que puede integrar la forestería o silvicultura con la agricultura o la ganadería, tiene su origen hacia el último cuarto del siglo XX, con la creación del Consejo/Centro Internacional de Investigación en Agroforestería -ICRAF por sus siglas en inglés-, hoy día llamado World Agroforestry Centre (Centro Mundial de Agroforestería) con sede principal en Nairobi, Kenya y delegaciones en Asia y América Tropical. En América, estos sistemas de producción han sido trabajados a fondo por entidades como CATIE (Centro Agronómico de Investigación y Enseñanza) con sede en Turrialba, Costa Rica, y CIPAV (Fundación Centro para la Investigación en Sistemas Sostenibles de Producción Agropecuaria) con sede principal en Cali, Colombia, quienes han desempeñado un rol fundamental para su posicionamiento en el continente.

sostenible-o-sustentable-ssp-colombia

En paralelo, pero con al menos una a dos décadas más de edad, se ha hecho también sumamente popular la tecnología de Pastoreo Racional Voisin (PRV), que a pesar de ser de origen francés, más específicamente en Normandía, en la Granja Le Talou, fundada a mitad de siglo XX y que llegó a América Tropical por primera vez a la Isla de Cuba en invitación directa del Primer Ministro Comandante Fidel Castro al Dr. André Marcel Voisin en la década de los 60’s, y que pudo quedarse truncada allí mismo ante el inesperado fallecimiento de su fundador cuando apenas comenzaba a socializar esta tecnología con los profesionales cubanos, de no ser porque los Ingenieros Agrónomos Nilo Ferreira Romero y Luiz Carlos Pinheiro Machado, por separado y sin saberlo, coincidieron en llevarla a Brasil, su país natal, implementarla durante varias décadas en sus propias ganaderías (Ferreira en línea de ganado de carne y Pinheiro en línea de ganado lechero), y documentarla a través de sus publicaciones impresas, de las cuales el libro de Pinheiro titulado con el mismo nombre de la tecnología ha llegado a ser el más reconocido internacionalmente, y de quien aprendimos en CEG Internacional dicha tecnología, para luego convertirnos en sus principales difusores y promotores (después de los Pinheiro y su equipo de trabajo) en los países hispanos de América, llegando a ser hoy por hoy la tecnología emergente más eficaz y con mayor proyección a futuro, para el manejo racional del pastoreo en las granjas de producción pecuaria a base de pastos y forrajes, capaz de garantizar la sostenibilidad y sustentabilidad del negocio a quienes deciden implementarla.

compactacion-prv-cortesia-diario-del-huila

Sin duda, estamos convencidos de estar presenciando en el mundo actual el posicionamiento y desarrollo de las dos tecnologías que a su vez han llegado a ser herramienta fundamental tanto para la zootecnia y demás ciencias agrarias, como para los productores ganaderos en sí mismos, para lograr hacer un frente efectivo a los retos de toda índole que tendrá que afrontar la ganadería mundial desde el presente y a largo plazo. Pero, en este Martes de Zootecnia con CEG Internacional no nos vamos a dedicar a hablar de cada una por aparte, más bien el objetivo es presentar al público lector y seguidor de nuestro equipo de profesionales y de nuestras publicaciones, la fusión que hemos hecho entre estas dos tecnologías y que desde hace varios años hemos venido trabajando con éxito junto con ganaderos de todos los países latinos de América (desde Argentina hasta México), principalmente en su capacitación y en bastantes casos a nivel de campo, y como este es la mejor opción de la que todo ganadero dispone para construir un presente y futuro de progreso y de prosperidad en sus negocios en particular y de todo el sector.

circulo-virtuoso-encabezado

El contexto y las oportunidades  

La ganadería mundial está pasando por uno de sus peores momentos de los tiempos recientes. La economía mundial, que no pasa por un buen momento tampoco, por supuesto influye negativamente para el productor, por ejemplo, sobre los costos de los insumos, equipos, maquinaria, etc. que se ponen cada día más altos (costos de producción más elevados).

En los años 2014 y 2015 al parecer se produjo una enlechada mundial y en muchos países la leche cayó significativamente de precio, y los países latinoamericanos no han sido excepción. La globalización de los mercados está en pleno auge, y esto hace que la competencia sea cada vez más difícil, sobre todo porque los países desarrollados aventajan en muchos aspectos a los países en la vía del desarrollo, de modo que los primeros pueden vender a menor precio y con mejor calidad sus productos, y esto sin mencionar, que la moneda de los segundos está hoy bastante devaluada en comparación con la de los primeros, lo que por supuesto influye en el encarecimiento de las provisiones para los países en desarrollo.

Los empresarios de la agroindustria láctea, ni cortos ni perezosos, claramente sacan ventaja de los tratados comerciales internacionales, y prefieren importar materia prima de costo bajo para elaborar sus lácteos, y estancar o incluso hasta reducir sus compras de producto (leche) nacional. En 2015, en Colombia por ejemplo, una de las procesadoras de leche más reconocidas invitó a sus proveedores y demás productores de leche del país, a producir menos leche y más carne, ya que para el productor de leche el panorama no es muy alentador en medio de todas estas circunstancias. Todo esto sin entrar en detalle de la precaria infraestructura que se tiene en los países en desarrollo que hace que muchos productores tengan que vender su leche en el mercado informal, que tampoco se queda atrás y saca provecho de la necesidad del ganadero para manipular el precio de la leche a su antojo.

En lo que respecta a la producción de carne el panorama tampoco es que sea el mejor. No está tan resentido como el del sector lácteo, sin embargo, los precios suelen ser volátiles, presentando temporadas (a veces cortas, de apenas algunos meses, y a veces largas de uno o dos años) en las que los precios se presentan muy favorables, pero luego caen vertiginosamente, y el productor, ya mal acostumbrado a vender a un precio excepcional, se ve en serias dificultades cuando tiene que vender a precio bajo porque el mercado así se lo impone.

En síntesis, los países en desarrollo tienen hoy sus costos de producción tanto de leche cruda como de ganado de carne en pie, por las nubes, con muchas dificultades para producir con competitividad. Y al mismo tiempo, los productores reciben precios muy bajos por su producto.

Por supuesto no hay que ser un genio para deducir que quien produce caro y vende barato, tiene una economía en decadencia. Y, por supuesto tampoco hay que ser un genio para deducir que quien produce barato y vende a buen precio, tiene una economía en desarrollo. ¿No le parece mejor esto último?

Y como si todo lo anterior fuera poco, hay que mencionar que a consecuencia de los efectos del Cambio Climático, los fenómenos del Niño y de la Niña de los años recientes han hecho estragos, y tienen al ganadero de un extremo al otro, pues cuando no es que llueve hasta causar desastres por las inundaciones, entonces es que no cae ni una sola gota por largo rato, y así es como llevamos ya varios años en los que la productividad y el aprovechamiento de los pastos y forrajes no es buena, por lo tanto la producción de leche, carne o crías tampoco, y esto agrava la situación.

Pero todo esto creo que el ganadero ya lo tiene claro, y esto hace que resulte demasiado asombroso como es que los ganaderos insistan en este modelo de producción que se viene implementando por décadas, y que tiene a un sin número de productores en crisis y a otros muchos más camino hacia ella, dándose el lujo de no hacer un manejo racional de sus pasturas.

Es por ello que desde Cultura Empresarial Ganadera (CEG) Internacional queremos insistir incansablemente en aportar una visión diferente y una administración diferente de los pastos, los forrajes y el ganado, que desde hace 15 años venimos desarrollando con éxito con múltiples productores de Colombia y el mundo, puesto que si el ganadero quiere resultados diferentes (mejores obviamente), no debe seguir insistiendo en lo mismo.

¡Obtener resultados distintos requiere de atreverse a hacer algo diferente!

 sostenible-o-sustentable-gbc-c-r

 

Hablemos de pastoreo

¿Qué es para usted el pastoreo?

André Marcel Voisin, Ganadero, Productor de leche con ganado Normando, y además químico-físico de profesión, y padre de la tecnología del Pastoreo Racional, lo definió así (parafraseado): “Es el encuentro entre el animal y el pasto (para beneficio mutuo)”.

SPRV 1 (Que es el pastoreo)

La primera parte de la frase es original de Voisin, la segunda, entre paréntesis, es mi deducción de lo que él expresó en sus libros. No voy a entrar en detalles, ya que no es el objetivo único de este artículo, pero quiero ser explícito sobre por qué a la definición de Voisin le agregué la parte de “beneficio mutuo”: La vaca se nutre del pasto, y el pasto se nutre de la vaca. Puede parecer una obviedad, pero por lo mismo es que la reflexión fácilmente se puede pasar por alto, así que por ello me tomo el tiempo de detallarlo. Ahora, nunca lo dijo así Voisin, pero es así como Dios creó esta relación, es la naturaleza a plenitud. Es una simbiosis, o sea, son tres seres vivos (suelo, planta, animal) estrechamente y persistentemente relacionados, y que se benefician uno del otro indefinidamente. Y en esto consiste el verdadero Arte del Pastoreo Racional.

Alguien dirá: ¿pero si el suelo es en sí un material inerte? Pero no es así! puesto que el suelo tiene una enorme dinámica y la vida se la dan los incontables y variados organismos vivos que lo habitan, y que incluso, mediante procesos como la humificación y la mineralización de los desechos orgánicos que quedan sobre la superficie producen la capa de materia orgánica que es la que le da la fertilidad natural al suelo, para poder cultivar con éxito los pastos y forrajes que luego va a ingerir la vaca, para producir la leche y también las heces y orina, retroalimentando con estos dos últimos al mismo suelo (a sus organismos vivos).

Y si el ganadero sabe sacar el máximo provecho de este círculo virtuoso, no solo podrá dejar de depender de los insumos costosos e insostenibles para la ganadería de hoy, sino que además le permitirá conseguir la carga animal máxima en su terreno (más vacas en las mismas hectáreas cubiertas de pastura) y también la mayor productividad, por lo tanto más ingresos por venta de leche.

Retomemos una idea anterior: producir barato y vender a buen precio, esta es una verdadera economía en desarrollo, y debe ser la meta que se proponga todo productor en el presente y de cara al futuro. A esto nos referimos entonces con que la ganadería en su integridad requiere un manejo diferente, un manejo holístico, un manejo absolutamente RACIONAL.

>> Conceptos y/o modelos antiguos del pastoreo

  • Pastoreo continuo: es cuando toda el terreno sometido al pastoreo con ganado es un solo potrero y solo se cubre de pastos (monocultivo)
  • Pastoreo alterno: es cuando el terreno solo se cubre de pastos (monocultivo) y se divide en solo dos potreros, o cuando se divide en varios potreros, pero un mismo grupo de animales solo “alterna” en dos de ellos (dos potreros por grupo)
  • Pastoreo rotacional: es cuando el terreno se cubre de pastos y otros forrajes, y se divide en varios potreros para rotar su uso, pero se manejan tiempos fijos de rotación y también suelen ocuparse varios potreros al tiempo con diferentes grupos de ganado. Existen en esta categoría algunos métodos un poco más evolucionados como el pastoreo en radiales o en franjas con cerca móvil, y variaciones de estos mismos

Estos, de la lista, se consideran conceptos o modelos de pastoreo antiguos, y de paso también anticuados, primero, porque no están acordes con las tendencias mundiales de producción agropecuaria, ya que no cumplen siempre (más bien casi nunca) con criterios suficientes de producción sostenible y sustentable, y una ganadería que no trabaje de esta manera sencillamente es inviable a futuro (por ser insostenible e insustentable), luego, desde este punto de vista son métodos que están quedando ya obsoletos; y en segundo lugar, porque como lo mencionábamos en la introducción del artículo, son los métodos de pastoreo con los cuales el ganadero no logra ser económicamente exitoso, y más que eso, son los métodos que tienen al ganadero en crisis.

urge-cambio-potrero-ano-10

urge-cambio-encabezado

Un cuarto modelo, el silvopastoreo tradicional, el cual es un pastoreo rotacional que se combina con franjas de cultivo forestal con propósitos comerciales (maderables y otros), que si está alineado con criterios de sostenibilidad y sustentabilidad, y también, da mejores resultados económicos, pero que su metodología de adopción y desarrollo en la mayoría de casos los hace inviables para muchos productores (la inversión inicial es alta, y casi siempre hay que suspender la actividad ganadera mientras se establecen los pastos y sobre todo los árboles), puede y debe considerarse una evolución del método rotacional, pero que la tecnología moderna ya lo ha relegado a un concepto cuasi-antiguo simplemente porque este ha escalado a una nueva etapa de su evolución.

>> El concepto o modelo de pastoreo moderno

La ganadería del presente y del futuro debe ser una GANADERÍA RACIONAL, y esta es una ganadería que supera los paradigmas, y que incluso, para los profesionales resulta bastante controversial y para los productores casi siempre increíble.

A muchos productores no les gusta, a otros les cuesta mucho convencerse de ella y a otros les da mucho miedo implementarla. Y tanto a profesionales como a productores, toda esta impresión adversa les es causada porque simplemente en muchos aspectos va en contravía de lo que han hecho toda su vida (y hasta por varias generaciones), y en muchos otros aspectos es todavía desconocida, y claro está, que a todo lo desconocido le tenemos temor.

Sin embargo, esta no debe ser barrera suficiente para atreverse al cambio. No podemos mantener el mismo modelo de producción que nos tiene en crisis (económica y ecológica), solo porque nos parece una locura el manejo racional de la ganadería o porque desconocemos tal tecnología. Al fin y al cabo, el cambio es necesario, si es que queremos seguir produciendo leche y/o carne para humanos, primero porque la tendencia de consumo de alimentos a futuro está inclinada hacia alimentos saludables para lo cual se requiere implementar tecnologías de producción orgánica; en segundo lugar, porque la tendencia de la economía agropecuaria está inclinada al encarecimiento de los insumos, maquinaria, equipos, y demás requerimientos de los métodos antiguos, y los pequeños o medianos productores no van a ser capaces de soportar esta dinámica de la economía mundial (y menos con los tratados de libre comercio); y tercero, porque definitivamente estos métodos antiguos no son ecológicos, no tienen respeto por los ecosistemas y por ende no son sustentables en el mediano a largo plazo.

El pastoreo moderno (y que se proyecta como el más sostenible y sustentable a largo plazo) es un método que debe sacar provecho no solo de las gramíneas (pastos), sino también de las plantas arvenses (muchas de las cuales en los métodos antiguos se consideran maleza, pero que en el manejo racional son alimento o que ayudan al control biológico); por supuesto, también las leguminosas, no siempre o no solo rastreras (porque la mayoría de estas no soportan el pastoreo intensivo, en parte porque tienen ciclos fenológicos diferentes –más lentos– a los de las gramíneas) sino también arbustivas para ramoneo y arbóreas; y no hay que despreciar el alimento aprovechable por el ganado que producen los árboles frutales de todo tipo o árboles que producen semilla comestible.

Como se puede notar, el ganado debe cosechar su alimento no solo a nivel del suelo (estrato bajo) sino también en un estrato medio (arbusto) y alto (árboles), y a su vez, disponer de suficiente sombra para su confort. Tampoco nos extenderemos en detallar esta parte de la Ganadería Racional, pues todos los temas que abordamos en las publicaciones a diario directa o indirectamente son un desarrollo informativo de este concepto de ganadería, pero podemos concluir en términos generales que lo importante es crear ambientes biodiversos de máximo confort y bienestar a todo nivel para todos los organismos vivos que conforman los ecosistemas ganaderos (y eso debe incluir al suelo, a las plantas, a los animales, y a los humanos).

Hasta aquí, esta descripción podría entenderse como un sistema silvopastoril tradicional, conocido con las siglas SSP (ya que estos coinciden en casi todo), pero la novedad está en que hoy por hoy, con el posicionamiento mundial que está teniendo la tecnología del Pastoreo Racional que fundó en el siglo pasado el físico químico y ganadero francés, André Marcel Voisin, popularizada con las siglas PRV (a partir de Pinheiro), en CEG Internacional hemos optado por fusionar el SSP con el PRV, y hemos generado el SPRV (Silvo Pastoreo Racional Voisin), al cual estamos dedicando la presente publicación.

img-20170204-wa00221

rumiantes-eficientes-ramoneo

Aclaro, que en realidad no hemos inventado nada, no descubrimos con esto que el agua moja (como dicen por ahí). En realidad el PRV a menudo incorporó árboles, así como el SSP a menudo trabajó la rotación de potreros, pero no por ello se puede afirmar que el PRV es en sí mismo un Sistema Silvopastoril ya que su enfoque siempre ha estado en el manejo racional de pasturas y no en todos los casos con arborización (conozco un sinfín de ganaderías que hacen PRV sin árboles), y en la misma forma, no se puede afirmar que todo SSP es también un PRV, porque no por el hecho de rotar las pasturas se puede dar por sentado que atiende ello a un manejo racional del pastoreo (conozco también un sinfín de ganaderías que hacen SSP y no manejan racionalmente sus pasturas ya que su enfoque está en la agroforestería y no siempre en la ganadería).

Tampoco vamos a entrar en detalles, pero este método del SPRV evolucionó al SSP tradicional en que el uso de los árboles no tiene solo un propósito comercial [maderable] o como proveedores de forraje adicional, sino para obtener todo el provecho que las arvenses, los arbustos y los árboles proveen a los ecosistemas (por ejemplo, la regeneración, reconstitución, reestructuración y reavivamiento de los suelos y su biocenosis, o el control sanitario natural o biológico tanto de las plantas como de los animales, la captura de gases con efecto invernadero tanto en los árboles como en los arbustos, leguminosas, gramíneas y arvenses, o el reciclaje de nutrientes del suelo a través de los procesos de huminificación y/o mineralización de la materia orgánica, la descompactación de suelos, la generación de productos marginales de origen vegetal o paralelos a los pecuarios, que a su vez permiten generar ingresos alternativos, y un sinfín de bondades más); y en suma a todo ello, en por sobre todo, en que el PRV le permite al sistema de producción integrado con SSP, lograr un máximo control del pastoreo, mayor productividad de gramíneas, mayor carga animal por hectárea, mayor productividad del ganado, y en general, máxima eficiencia con los costos de producción más bajos posibles, para una máxima rentabilidad a favor de los productores.

Sin duda, el SPRV está un paso (o tal vez muchos) más adelante que SSP y/o PRV, y lo estamos constatando día a día en el campo con cada nuevo proyecto, por lo que queremos invitarlo a que se anime a implementarlo también en su ganadería. No se arrepentirá!

Espere, en la publicación de mañana sobre Administración Ganadera, la segunda parte de esta publicación, un complemento que enfatiza más en el aspecto de planeación, para que pueda llevar a cabo un exitoso proyecto SPRV en su ganadería, abordado, como debe de ser, a partir de herramientas administrativas y gerenciales como todo buen Empresario Ganadero debe de hacerlo. Así que si todavía no se suscribió a nuestra web, hágalo ahora, y siga recibiendo nuestros artículos coleccionables y que esperamos estén siendo de mucha utilidad para su negocio ganadero. Si ya está suscrito a nuestras entradas, ya sabe que está invitado a mantenerse conectado para seguir aprovechando nuestras publicaciones. Así que para todos, un hasta pronto, con nuestros mejores deseos para cada uno de ustedes!

 

CEG Interactivo: Si aprovechaste y/o te gustó esta información, no te la quedes para ti nada más. Envíalo a tus amigos, conocidos y colegas Ganaderos o compártelo en tus redes y/o chats para que también la aprovechen. Y si tienes consultas, o comentarios, agradecemos que los dejes publicados a continuación para que podamos ayudarte a solucionar dudas o inquietudes.

¿Cómo convertirse en un “Gerente Eficiente” para su ganadería?

Herramientas para la Gerencia del Negocio Ganadero

Llega el Miércoles de Administración con CEG Internacional, y aquí estamos de nuevo propiciando un espacio de continua contribución para toda la comunidad ganadera con temas de actualidad y utilidad para los productores. El tema de hoy invita a reflexionar sobre el presente socio-económico-ecológico del sector ganadero y lo que se viene a futuro en cuanto al rol que deben desempeñar los productores agropecuarios, y especialmente sobre como irnos preparando para ello…

Los negocios ganaderos no son estáticos, son dinámicos. Esto significa que no se estancan sino que evolucionan todo el tiempo, tal y como lo hace también la demanda y oferta de alimentos de origen animal en el ámbito mundial. Sin embargo, no ocurre lo mismo con muchos de los productores ganaderos, que a pesar de la evolución del mercado mundial de alimentos de origen animal, permanecen estáticos, es decir, que sus metodologías de producción se quedaron estancadas, y en consecuencia, también sus resultados de productividad y rentabilidad, produciendo con tecnologías del siglo pasado (XX o anteriores), estando ya en pleno siglo XXI.

Así mismo, la administración de empresas y de negocios está en constante progreso y transformación, para poder contar con soluciones a las necesidades de la humanidad en todo sentido y en todo momento. Y la ganadería, por supuesto, por su importante rol para satisfacer los requerimientos de la humanidad en materia de alimentación y de nutrición (Seguridad Alimentaria Mundial), debe ser administrada con la mente, criterio y cultura de un buen empresario e inteligente y estratégica persona de negocios.

registros-jlgc-080217-encabezado

Cada día nacen más personas en el mundo (210.000 aprox.), para un crecimiento de la población mundial de 75 millones al año en promedio. Automáticamente esto supone la necesidad de producir más alimentos día a día, año a año. Pero, en contraste, cada año hay menos tierras productivas ya que los centros urbanos crecen y se expanden ocupando áreas de gran fertilidad y productividad, y por otro lado, los efectos del cambio climático y del uso de la tierra para producción intensiva implementando tecnologías de producción agresivas han causado degradación y desertización de tierras. Si bien es cierto que a pesar de esto es probable que la tierra productiva no escasee a nivel mundial, si es una realidad que será la causa de dos posibles acontecimientos:

1.- Que los productores que van siendo desplazados por la expansión de las urbes hacia el campo convirtiendo tierras productivas en residenciales e industriales, probablemente no se reubiquen ni se mantengan en la actividad agropecuaria ya que esta expansión también implica un mayor costo de la unidad de tierra y menos accesibilidad a la misma para seguir destinándola a producción agrícola o pecuaria, o simplemente no tendrán cómo seguir invirtiendo en ello

2.- Que las tierras más fértiles y/o aquellas que son trabajadas por productores que no son eficientes, se queden en poder de grandes empresarios y/o sociedades comerciales con mayor poder adquisitivo, no siempre interesados en desarrollar negocios agropecuarios (o ganaderos específicamente) en dichas tierras, y/o se quedarán en manos de productores más eficientes

En síntesis, lo que se quiere expresar con esto es, que en la medida que nacen más personas aumenta la demanda por alimentos, pero la competencia por las tierras productivas también crece proporcionalmente porque más habitantes también impulsan una mayor expansión de las urbes y aceleran la degradación de las tierras en el afán de producir más alimentos con tecnologías de producción cada vez más intensivas, agresivas y contaminantes, a parte de las complicaciones propias que impondrá la naturaleza dadas por consecuencia de los efectos que todo esto tiene sobre el cambio climático (calentamiento global, efecto invernadero, fenómeno del niño y sequías, fenómeno de la niña e inundaciones, etc.).

Así mismo, hay que considerar el conflicto entre humanos y animales, ya que casi por causa de estas mismas situaciones, competiremos por el alimento (en especial por los cereales y demás cultivos de los que se producen las materias primas para producir los alimentos balanceados para la nutrición animal), el combustible estará cada vez más escaso, el agua también, y en general, todos los insumos requeridos para producción animal seguirán teniendo, como hasta ahora, una tendencia a seguir subiendo de precio mientras que la mayor competencia en el mercado de alimentos a consecuencia de las políticas de globalización de mercados causan un estancamiento o tendencia a que el precio que se le paga al productor local sea más bajo, ya que la agroindustria preferirá importar materia prima de bajo costo que comprarle a los productores de su país a un precio mayor, pues para la agroindustria, igual que para el productor, mientras más ganancias se obtengan y más rentable el negocio, mejor.

Y, esta relación inversa entre la tendencia a que cada vez sea más costoso producir un kilo de carne (o un litro de leche) y la tendencia en simultánea de que los precios de los productos se mantenga igual o con tendencia a la baja, resulta por supuesto fatal para todos aquellos productores que no han desarrollado la capacidad de producir en sus ganaderías el volumen de producto suficiente para ser solventes económicamente. Así es como estos productores se verían presionados a liquidar sus ganaderías, y vender sus tierras o destinarlas a otros usos, incluyendo los no agropecuarios. Por eso es que me atrevo a afirmar que:

“La ganadería como tal no se acabará, ni desaparecerán todos los ganaderos; lo que ocurrirá en los años venideros es que los productores que si desarrollen la capacidad de ser suficientemente eficientes en el uso de cada unidad de tierra en su poder o bajo su administración, terminarán absorbiendo a los menos eficientes.

La práctica de la ganadería será entonces cada vez más compleja y exigente, y por ello se requiere de una generación de ganaderos que se hagan conscientes de no seguir en la actitud de finqueros y adoptar aquella actitud y mentalidad de empresarios capaces de evolucionar y hacer evolucionar sus negocios ganaderos.

gerencia-eficiente-minagricultura

Ser productores eficientes no será entonces para los que quieran, sino una obligación para todos los que deseen mantenerse en el negocio, y para hacerse eficientes se hace necesario pensar y actuar como Gerentes y desempeñar tal rol con excelencia, de tal modo que la administración de sus empresas ganaderas logre desencadenar toda una avalancha de motivaciones en sus empleados para que así, todo el recurso humano de la empresa ganadera bajo su dirección y liderazgo pueda conseguir todas las metas u objetivos que se propongan para ponerse a tono con las necesidades de la humanidad o por lo menos del público que hace parte de su mercado potencial.

La Gerencia y/o Administración Eficiente, entonces, implica crear y establecer para cada negocio las siguientes herramientas administrativas:

1.- Ser un excelente Gerente. Infinidad de estadísticas demuestran que muchos negocios buenos se van a la quiebra por falta de una buena Gerencia. Muchísimos dueños de finca son ganaderos “a distancia”, porque tienen ocupaciones de otra índole en las ciudades. Hay quienes dicen que un ganadero a distancia siempre lleva las de perder, y en muchos casos eso es cierto, pero esto se puede anular o mitigar con planeación y monitoreo Gerencial.

Si usted solo puede ir a su finca una vez por semana (o quincenal o mensualmente), lo que usted necesita es olvidarse de seguir haciendo visitas “de paseo trabajado”, y convertirse en un autoevaluador (auditor interno) de sus propios procesos a todo nivel en cada visita a su ganadería, con un estricto sentido autocrítico que le permita tener el debido progreso en todo lo que se proponga como meta, tanto en el corto plazo, como en el mediano y largo plazos, ejerciendo así un apropiado autocontrol de su rol gerencial, y desde luego el debido monitoreo y control sobre sus empleados, para que estos no puedan imponer su mal acostumbrada actitud generalizada de hacer las cosas a su manera, simplemente porque usted no les dará esa oportunidad. ¡Así es como actúan los Gerentes!

2.- Economía y Alianzas Estratégicas. Cree y desarrolle estrategias y herramientas con las que pueda usted conseguir hacer más amplia la diferencia entre Ingresos por Ventas (de productos principales y de productos marginales) y los Costos o Gastos inherentes a la producción ganadera en su negocio particular, logrando de esta manera el máximo resultado de rentabilidad positiva a su favor.

3.- Gestión Financiera. Cree y desarrolle estrategias y herramientas para el manejo de las finanzas de su negocio ganadero, así como para la gestión y consecución de recursos para financiar su proyecto productivo.

4.- Mapas de Procesos. Créelos y desarróllelos como herramienta para la calificación y clasificación de los procesos y de los recursos de su empresa ganadera a todo nivel, para una ágil y rápida identificación de deficiencias, ineficiencias, problemas y demás coyunturas o cuellos de botella, que deban ser mejoradas para así poder optimizar y llevar al mejor nivel de eficiencia posible sus resultados en productividad y rentabilidad.

indicadores-jlgc-encabezado

5.- Planeación Estratégica. Esta es, sin duda, una herramienta fundamental. Le permite a usted contar con un mapa de ruta para dar a cada día el paso correcto y necesario para avanzar hacia las metas propuestas, sin desviar el rumbo y sin perder el enfoque. Consiste en hacer la planeación y ejecución del trabajo en el corto, mediano y largo plazo, con indicadores de gestión y progreso claramente definidos para la ejecución del mismo, y con base tanto en las metas globales como en los objetivos específicos, detallando las respectivas acciones preventivas y correctivas a que dé lugar el mapa de procesos, y en especial, cuando no se están consiguiendo estas metas u objetivos (si es que su ganadería ya está en marcha y lo que desea es mejorarla continuamente).

Este plan estratégico además le permite a todos sus empleados estar perfectamente alineados con todas sus pretensiones gerenciales y ejecutarlas tal y como usted mismo las ha diseñado. Si en toda la estructura de su negocio ganadero, ni usted ni sus empleados tienen claramente definidas, entendidas e interiorizadas las metas y los objetivos, y como desarrollar su trabajo para poder alcanzarlas, entonces todos se la pasarán improvisando y perdiendo tiempo, recursos y dinero.

6.- Estructura Empresarial. Cree y desarrolle estrategias y herramientas para la organización del recurso humano, delegación de responsabilidades que sean específicas, e implementación de estrategias de medición, análisis y diagnóstico periódico, y la construcción de indicadores de gestión y desempeño eficiente, efectivo y eficaz.

7.- Negocios Sostenibles y Sustentables. Cree y desarrolle estrategias y herramientas tecnológicas modernas e innovadoras que permitan a la empresa ganadera lograr maximizar su productividad y su rentabilidad en perfecta armonía con el ecosistema en el que se llevan a cabo las actividades agropecuarias inherentes al negocio y obtener productos mejor apreciados por el consumidor.

8.- Desarrollo Estratégico Gerencial. Cree y desarrolle estrategias y herramientas para el monitoreo y mejoramiento continuo, para apoyarse a usted mismo en el desempeño idóneo de su rol gerencial, más aún, cuando no dispone de mucho tiempo para dedicarle a su empresa ganadera.

gerencia-eficiente-ica

9.- Grupos de Gestión. Es la herramienta que le permite conectar su ganadería con otras similares, así como para intercambiar sus conocimientos y experiencias con los de otros gerentes como usted, y convertir este insumo en una estrategia de mejoramiento continuo (Grupos de gestión = Nodos o Redes Gerenciales).

Si usted quiere ser un productor eficiente, no se le puede dar lo mismo si ocupa 2 Ha para mantener 1 cabeza de ganado (0,5 cabezas/Ha) y producir 3,5 Kg/Ha/mes que tener una carga de 5 cabezas/Ha y producir en esas mismas 2 Ha un mínimo de 70 Kg/Ha/mes (son 66,5 Kg de carne más por cada hectárea en uso ganadero). En la medida que usted logra producir más por cada unidad de tierra, y a menor costo, se aproximará más a la meta de eficiencia más alta que sea posible lograr para su negocio ganadero en particular.

Y si usted quiere o necesita ser más productivo (alcanzando metas como estas), para poder ser a la vez más rentable (ganando más dinero), usted no se puede dar el lujo de menospreciar y no acoger estas herramientas que aquí hemos listado.

Olvídese definitivamente de manejar su negocio ganadero como finquero, y dé el paso definitivo para convertirse en un Gerente Ganadero haciendo una Administración Eficiente, y a su ganadería convertirla en una verdadera Empresa productiva, rentable y competitiva, desde la cual contribuya con el planeta y con la humanidad, en materia de calidad de vida, de seguridad alimentaria, y de producción ambientalmente responsable y solidaria.

En caso de requerir asesoría para el diseño de su Plan Estratégico Gerencial, recuerde que estamos a su servicio a través de la modalidad de asesoría a distancia (para ganaderos de cualquier país) o presencial en 8 países de América Latina. Contáctenos (clic aquí)!

CEG Interactivo: Si aprovechaste y/o te gustó esta información, no te la quedes para ti nada más. Envíalo a tus amigos, conocidos y colegas Ganaderos o compártelo en tus redes y/o chats para que también la aprovechen. Y si tienes consultas, o comentarios, agradecemos que los dejes publicados a continuación para que podamos ayudarte a solucionar dudas o inquietudes.

 

¿Cómo regenerar un pastizal?

Hoy, en el día correspondiente al eje temático de Agronomía, trabajaremos en otra de esas preguntas que nos hacen con frecuencia los ganaderos a los profesionales de CEG Internacional y esta es: ¿como regenerar pastizales estimulando el desarrollo de especies nativas sin utilizar agro-tóxicos?.

tamano-potreros-sequia-gr-cortesia-daniel-valerio-chileFoto: Daniel Valerio (Chile)

Para iniciar abordando el tema queremos mencionar que para poder llevar a cabo un proyecto de este tipo debemos ir dejando de lado y olvidando todas aquellas prácticas no racionales que nos han venido enseñando durante años. Para poder iniciarse en el Pastoreo Racional Voisin (PRV) e iniciar la regeneración natural de pastizales debemos cambiar completamente nuestra mentalidad y empezar a ver el suelo como un ente vivo, donde trabajaremos en función no del pasto sino del suelo quien a su vez nos va a retribuir con crecientes producciones de forraje.

Desde el inicio de la llamada revolución verde en los años 50 se dio un gran incremento en las producciones pecuarias y agrícolas, gracias a las tecnologías desarrolladas por las grandes compañías multinacionales, sin embargo, al mismo tiempo se dió un auge en las enfermedades y plagas que afectan nuestros cultivos, lo que nos ha hecho reflexionar sobre que el pasto se debe tomar en cuenta como un cultivo holístico, es decir, que debe considerar las condiciones propias de cada ecosistema.

Al ser el suelo un ente vivo, entre mayor sea la actividad microbiológica y macrobiológica que en él se encuentre, más saludable y más productivo será. Los organismos del suelo son fundamentales para la buena producción de forraje, sin embargo, los suelos que han sido degenerados por el uso frecuente de arados, agroquímicos y agrotóxicos, presentan muy poca vida. Por ello el primer paso para regenerar pastizales es estimular toda actividad biológica posible. Pero ¿cómo se logra esto?

Lo primero que se observa en un pasto degradado es el suelo descubierto de vegetación o bien llamado suelo desnudo. Los organismos necesitan humedad, sombra y hasta oscuridad para poder desarrollarse, por eso debemos permitir que el suelo desarrolle cobertura y es aquí donde las plantas arvenses cumplen un papel importantísimo ya que por lo general son las primeras en colonizar los espacios, después, con un manejo racional del pastoreo y estrategias bien planificadas para biodiversificar la composición botánica de la pradera,  vendrán algunas especies de leguminosas y pastos naturales.

regenerar-pastizal-biodiversidad-botanica

Tras haber generado un ambiente adecuado para los microorganismos del suelo se requiere alimentarlos para poder conservarlos y reproducirlos, y es aquí donde entra en juego el ganado. Como dice Jairo Restrepo: “la vida (del suelo) es el eterno reciclaje de una cagada”. Gracias al aporte de material orgánico que nos va a generar el ganado en forma de excretas se va a estimular el reciclaje de nutrientes, los organismos del suelo se van a encargar de descomponer y reciclar toda la fracción orgánica que a su vez pasa a ser fertilizante para el pasto y las arvenses e inicia un ciclo de vida donde se benefician unos de otros (simbiosis).

Conforme se agrega más material orgánico al suelo (heces del ganado), se va incrementando la producción de forraje y a su vez nos permite ir incrementando poco a poco la cantidad de animales en el terreno, es decir, ajustamos cargas animales (que a su vez irán incrementando la cantidad de heces (material orgánico) para mantener una óptima nutrición de la fauna del suelo y a través de este, también de las praderas.

Al momento de pastorear es importante tomar en cuenta los periodos de reposo que necesita la pradera de cada parcela o potrero, ya que cuando se trata de regenerar pastizales estos tiempos de reposo deben de ser un poquito más extensos de lo normal para permitir a los pastos producir floración y por ende semillar. Además es importante al momento del pastoreo hacer ocupaciones cortas con cambios rápidos para evitar dejar nuevamente el suelo desnudo.

regenerar-pastizal-sprv

Cuando se inicia el reciclaje de nutrientes, la aplicación de fertilizantes sintéticos se vuelve innecesaria; siempre nos han dicho que el ganado extrae nutrientes del suelo, y que estos deben de ser devueltos para mantener los niveles óptimos, sin embargo, si analizamos los nutrientes contenidos en las excretas del ganado y lo multiplicamos por los aportes de cada animal mantenidos en un área de terreno específica, podemos cuantificar la cantidad de fertilizante aplicado de forma natural, sumado a los procesos naturales de mineralización por medio de bacterias y demás organismos contenidos en el suelo, vamos a encontrar suelos cada vez más nutridos y más saludables.

Con las técnicas convencionales de manejo de potreros muchas especies de pastos naturales llegaron a desaparecer de las praderas, casi siempre porque a voluntad se quiso erradicarlas y otras veces porque las especies introducidas y el manejo del pastoreo las fueron dejando relegadas hasta anularlas, o tal vez en el momento de intensificar la producción o cuando se quemó para introducir nuevas variedades mejoradas; pero con la regeneración se estimula la germinación de las semillas que habían quedado latentes en el suelo y que solo estaban esperando a tener condiciones óptimas para brotar, y esto ahora es lo que nos permite incrementar la diversidad de especies en las praderas.

regenerar-pastizal-biodiversidad-botanica-2

Una vez iniciada la recuperación de los potreros es importante entrar a cada uno de ellos, caminarlos y conocerlos, para saber que especies han surgido, con cuales leguminosas y pastos nuevos se cuenta, tratar de reconocer las arvenses e identificar las que requieren algún tipo de manejo o si el ganado se está haciendo cargo de mantenerlas bajo control. Evitar el uso de herbicidas, insecticidas, fungicidas e incluso controlar los desparasitantes que se usan en los animales de pastoreo es fundamental para permitir la permanencia de los organismos del suelo.

Con el poco tiempo de establecer un manejo más amigable tanto del ganado como de los pastizales se podrán observar los resultados, los pastos van a crecer con mayor densidad y más vigor. Las plantas con flores que surjan en los campos van a atraer abejas entre otros insectos, quienes en conjunto con los organismos que se desarrollen a nivel de suelo y raíz van a generar un ecosistema equilibrado, lo que va a resultar en una disminución en las afecciones de plagas y enfermedades.

Autores: Oscar Jiménez y Marybell Muñoz, Ingenieros Agrónomos

Cultura Empresarial Ganadera (CEG) Internacional, Sede Costa Rica

CEG Interactivo: Si aprovechaste y/o te gustó esta información, no te la quedes para ti nada más. Envíalo a tus amigos, conocidos y colegas Ganaderos o compártelo en tus redes y/o chats para que también la aprovechen. Y si tienes consultas, o comentarios, agradecemos que los dejes publicados a continuación para que podamos ayudarte a solucionar dudas o inquietudes.

Indicadores de Gestión en la Empresa Ganadera

Herramientas para la gerencia de la empresa ganadera

Hoy es Miércoles de Administración en CEG Internacional, y vamos a continuar trabajando el tema de: Administración Eficiente de la Empresa Ganadera basada en Registros de Información… Si no pudo leer la semana anterior el inicio de este tema, le recomendamos leer la nota titulada: “Los registros son el fundamento de una administración eficiente”. Y en seguida prosiga con este tema, de fundamental necesidad en toda Empresa Ganadera…

¿Usted en que peldaño o escalón de la escalera está?

> Empiece a escalar,

> deténgase es peligroso continuar,

> avance al siguiente peldaño es riesgoso permanecer inmóvil.

Sitúese en una de estas primeras tres opciones de acuerdo a su particular percepción del negocio ganadero que está administrando. Note que estas opciones se listan en una escala ascendente, pues eso es justo lo que todo ganadero pretende con cada actividad y recurso de su finca, ascender, que en términos administrativos sería similar a decir mejorar y en términos económicos es sinónimo de ganar. Es por eso que utilizo el término “escalera” para ilustrar este escenario.

En la ganadería y en cualquier actividad de producción si no se cuenta con los medios adecuados no es posible avanzar. Así que detengámonos un momento y planteemos una duda, ¿avanzar-ascender hacia qué lugar?  Las muchas respuestas a esta inquietud nos dará la pauta para conocer que además de los medios es imprescindible saber hacia dónde queremos llegar (metas u objetivos).

Muchos ganaderos tienen los medios pero no saben hacia donde van, se pasan la vida corriendo y apenas se detienen cuando se dan cuenta que están perdidos, entonces ven que otros ganaderos están en otro lugar y sin pensarlo corren para alcanzarlos, cuando lo han logrado se enteran que a quienes siguieron también están perdidos.

Por esto en esta nota he querido referirme a algunas pautas que sirven como herramienta de gestión en la empresa ganadera. Los indicadores que tal y como la palabra misma lo dice, indican hacia donde hay que apuntar.

Definiciones e importancia de establecer indicadores en la empresa agropecuaria

Empecemos por definir y entender que es un indicador y por qué es importante establecerlos en la unidad productiva.

Los indicadores son variables que tienen naturaleza cuantitativa (valores numéricos generalmente relacionados a cantidad) y cualitativa (características).

Las variables están estrechamente vinculadas con los procesos de producción e implican monitoreos, interpretación y análisis de la información. Esto quiere decir que un resultado o meta proyectada evidentemente se mide en cantidad pero también en características que describan las formas del resultado mismo. Un ejemplo que ilustra muy bien este concepto es situarnos en un dato con el que todos ustedes seguramente están familiarizados:  Hablemos de la carga animal por hectárea. 

En la ganadería tradicional-convencional, la carga animal por hectárea no supera 1 UGM/ha, que equivale a decir 500 kg de peso vivo/Ha. En Silvopastoreo Racional Voisin (SPRV) se logra una carga animal de 6 UGM/Ha es decir 3000 kg/Ha. Hasta aquí, seguro ustedes ya visualizaron los números, que están indicando un progreso o avance, pasando de tener una carga animal de 1 UGM/Ha a otra carga de 6 UMG/Ha, y están son cifras que a cualquiera de momento ilusionan (no es habitual en la ganadería a pastoreo llegar a este objetivo, y menos cuando por años no ha sido fácil de por sí mantener estable 1 UGM/Ha). Estas son precisamente las variables cuantitativas (números).

Pero hace falta poner en la vitrina las características de cada sistema de producción para descubrir las variables cualitativas. No voy a entrar en detalle, me limitaré a concluir que los resultados obtenidos en cada sistema son las consecuencias de las causas. Y en el ¿cómo se produce?, se revela la gran importancia de cuantificar la información.

Usted ya seguro se dio cuenta que las variable tienen condicionantes, y si estas no se cumplen no hay forma posible de alcanzar el indicador o meta.

Características de los indicadores

En las empresas, incluyendo las ganaderas, los indicadores de gestión deben ser:

  1. Medibles: que se puedan expresar en unidad de medida; y que incluso lo podamos relacionar con niveles o escalas de producción y/o con plazos o unidades de tiempo, es decir, que lo podamos cuantificar en términos ya sea del grado o frecuencia con que se obtiene una determinada cantidad. Por ejemplo cuanto es el incremento de kilogramos de peso/mes de un animal en desarrollo o en ceba.
  2. Entendibles: cuando los trabajadores logran entender y tienen la información suficiente y de manera correcta es relativamente sencillo lograr mayor nivel de eficiencia en sus labores. Un ejemplo que ilustra de manera sencilla es que cuando un vaquero sabe manejar el tiempo óptimo de reposo de las pasturas entonces es lógico pensar que hará saltos de potrero.
  3. Controlables: deber ser posible que desde la naturaleza organizativa de la empresa se pueda controlar. Es decir no es conveniente establecer indicadores que la empresa no es capaz de manejar

Remarco de nuevo la importancia que tienen los registros, ya que sin ellos no es posible establecer los parámetros que sirvan como el termómetro para medir el nivel de eficiencia de los procesos que estén relacionados al uso de los recursos.

 Los indicadores funcionan como un sistema de alerta o alarma que advierte al ganadero, cuando se estén o no logrando los resultados económicos y productivos proyectados para la empresa.

¿Por qué medir y para qué? (nos referimos a indicadores como tal)

Tengamos presente que si no se mide lo que se hace, no se puede controlar y si no se puede controlar, no se puede dirigir y si no se puede dirigir no se puede mejorar.

¿Por qué medir?

  • Por qué hay que tomar decisiones
  • Por qué es necesario conocer que tan eficientes somos en lo que hacemos
  • Por qué se requiere saber si estamos en el camino correcto o andamos errado

¿Para qué medir?

  • Para interpretar lo que está ocurriendo (cuando tenemos indicadores bien definidos) pues así podemos hacer una lectura objetiva de la información que vamos registrando
  • Para tomar medidas o decisiones oportunas cuando las variables sobrepasan los límites que hemos establecido
  • Para definir la necesidad de introducir cambios y/o mejoras y así poder evaluar las consecuencias (de los cambios y/o mejoras) en el menor tiempo posible.

Esta es la base conceptual para fundamentar con criterios solidos el estratégico de desarrollo de una unidad de producción agropecuaria.

¿Cómo podemos elaborar indicadores para nuestras fincas?

Iniciemos en el punto mismo de la reflexión para lograr cuestionamiento y así lograr respuestas objetivas a las incertidumbres que limitan la gestión de la unidad de producción.

  1. ¿Qué se hace?

Primero es identificar cada una de las actividades o procesos de producción que se desarrollan en la finca, posteriormente organizarlas por orden de prioridad según las metas establecidas para cada empresa ganadera en particular (por ejemplo del al 0 al 10, la alimentación puede siempre tener un nivel de prioridad superior a los demás elementos de la ganadería mientras la sanidad y reproducción pueden ser elementos consecutivos a la alimentación y nutrición).

  1. ¿Que se desea medir?

Una vez identificadas y descritas las actividades según su orden de prioridad se fijan los parámetros que se quieren medir y evaluar.

  1. ¿Quiénes utilizaran la información?

Además del gerente o propietario de la finca la información también debe llegar a todo el personal involucrado en el desarrollo de los procesos productivos.

  1. ¿Cada cuánto tiempo?

La frecuencia de evaluación se corresponde a la naturaleza misma del indicador. Por ejemplo, la ganancia diaria de peso (GDP) demanda monitoreos continuos y en periodos relativamente cortos (mensuales o bimensuales por ejemplo).

  1. ¿Con qué o con quien se compara lo que estamos midiendo?

El referente comparativo que se considera de primero es el antecedente histórico de la unidad de producción, posteriormente con información proveniente de otras unidades de producción eficientes y con nivel de desarrollo superior (ejemplares).

¿Para qué sirven los indicadores?

La formulación de indicadores permite identificar factores claves para lograr el éxito en el negocio de la ganadería. Si no se tiene un punto o un centro hacia donde apuntar se mal invierten muchos recursos y energía que luego terminan provocando pérdidas irrecuperables, de hecho muchos ganaderos ya están en el borde del abismo, ¿que los llevo a ese lugar de riesgo? Diversas circunstancias, una de ellas y la más importante es la toma de decisiones incorrecta.

¿Qué tipo de indicadores establecer?

Los factores internos y externos de cada unidad de producción como la raza, manejo, alimentación, sanidad y condiciones de clima, influencian de manera directa a los indicadores.

Indicadores Reproductivos

  • Natalidad o Parición real

Es la proporción de vacas y vaquillas aptas, que paren ternero durante el año contable. (12 meses). La tasa de natalidad optima es del 100%, para lograrlo el intervalo entre parto no debe exceder de los 12 meses. Este indicador es bien difícil lograrlo, sin embargo el propósito debe centrarse en estrechar al minino el margen entre los resultados reales y el indicador. Las tasas cíclicas de parición varían de un año a otro por lo tanto es recomendable hacer las observaciones evaluativas del % de natalidad como mínimo cada dos años.

¿Cómo se calcula la tasa de natalidad en la unidad de producción?

Los datos para hacer el cálculo son los siguientes:

  • Intervalo entre Partos IEP
  • Año contable, este dato es necesario promediar los días por mes entonces (365 días /12= 30.4 días por mes).

La fórmula está dada de la siguiente manera:

% de Natalidad = (días del año x 100) / días transcurridos entre dos partos sucesivos (IEP)

Ejemplo:

Tomemos como referencia que el intervalo entre parto es de 14 meses (425.6 días).

% Natalidad = (365 x 100)/ 425.6 = 85.7%

La interpretación que se puede hacer es que el resultado obtenido está bastante distante del indicador optimo que es el 100% en consecuencia la tasa de natalidad es baja y genera pérdidas a la unidad de producción. El ganadero deberá identificar los factores que pueden estar afectando de manera negativa este indicador.

Promedio del intervalo entre parto y concepción o DÍAS ABIERTOS

Son los días que transcurren desde el momento del parto hasta que el mismo vientre quede preñada nuevamente. El indicador optimo es lograr intervalo entre parto a concepción que no supere los 100 días abiertos.

La fórmula es la siguiente:

D.A. = intervalo parto-preñez (días acumulados) / Cantidad de vientres preñados

En la siguiente tabla se ilustra la manera cómo organizar los datos para calcular el indicador.

En términos de evaluación general los resultados obtenidos en este ejercicio muestran que el intervalo entre parto a concepción está dentro del rango propuesto para el indicador.

Promedio del intervalo entre partos -IEP- (días acumulados)

Es el total de días que transcurren entre un parto y otro en un mismo vientre. El indicador ideal es de 365 días (12 meses), este indicador se puede alargar hasta los 380-400 días dentro de este parámetro el resultado es óptimo. Cuando el intervalo entre parto a parto supera este límite ya es considerado un problema.

La fórmula es la siguiente:

Intervalo entre parto (días acumulados) / Cantidad de vientres paridos

El resultado de este ejercicio es excelente ya que significa que las vacas están pariendo prácticamente cada año, sólo con algunos días de diferencia, pero mientras el resultado este dentro de los rangos óptimos la ganadería no tendrá problemas.

Efectividad de servicios por preñez 

En este indicador lo que se evalúa es la cantidad de servicios ya sea en monta natural o por inseminación artificial que se realizan para lograr la preñez. El indicador optimo es menor a 1.5 servicios por cada preñez o concepción. Si el valor excede los 2.5 servicios por preñez ya es considerado un problema.

La fórmula es la siguiente:

N° total de servicios / Total de vientres preñados

Ejemplo: 25 servicios / 15 vacas preñadas = 1.6

Porcentaje de Preñez al primer servicio

Es la cantidad de vientres que quedan preñadas al primer servicio del total de vientres sometidos a monta natural o inseminación artificial. El valor óptimo es del 50 al 60%. Es un problema cuando el porcentaje de preñez al primer servicio es inferior a 45%.

La fórmula es:  

%PPS = (No de vientres preñados al 1er servicio x 100) / No de vientres servidos

Indicadores de Producción en la unidad de producción

Porcentaje de destete

Para obtener este indicador hay que tomar en cuenta la cantidad total de terneros nacidos en el año contable y la cantidad de terneros que mueren sin que hayan logrado llegar al destete. El valor ideal del porcentaje de destete es del 97%

El cálculo se hace aplicando la siguiente fórmula.

Destete (%) = 

(Terneros nacidos año contable – Terneros muertos año contable  x 100) / Número de terneros nacidos durante el mismo año contable

Ejemplo:

  • Terneros nacidos en el año contable = 190
  • Cantidad de terneros destetados = 186
  • Terneros muertos durante la lactancia= 4

% Destete = ((190 – 4) x 100) / 190 = 186 x 100 / 190 = 98%

Peso corregido al destete

Este indicador es de suma relevancia en cualquier empresa ganadera, ya que permite conocer cuáles son los vientres que paren crías con mayor peso al nacer pero también para determinar la habilidad de cada ternero para adaptarse a las condiciones particulares de la finca. En este ejercicio es necesario utilizar pesos corregidos a una edad fija para poder juzgar a todos los terneros a una misma edad estimada.

La fórmula es la siguiente:

Peso corregido = (((Peso al destete – Peso al nacer) / Días reales de edad al destete) x corrección a (274 días)) + peso al nacer

Para hacer el cálculo, además de establecer la edad de corrección es necesario fijar cual es el peso indicador de destete. El valor óptimo es de 180 kg de peso vivo.

Ejemplo:

Peso corregido = (((195 kg – 32 kg) / 295 días)  x 274) + 32

Peso corregido = ((163 / 295) x 274) + 32 = (0,55 x 274) + 32

Peso corregido = 151,39 + 32 = 183,39 kg

En el cuadro siguiente se puede observar varios datos, aplicando la fórmula de peso corregido al destete:

Conclusiones

  • Existe una gran cantidad de indicadores que no incluí en esta nota, no por que no sean importante, sino porque el propósito es dar pautas para que usted amigo ganadero pueda tener algunas directrices y pueda empezar a llevar indicadores, si es que aún no lo hace.
  • No es posible fijar indicadores de producción, reproducción y económicos si no se llevan registros.
  • Los indicadores son influenciados por factores internos y externos, no obstante se debe monitorear cada uno de los procesos y/o actividades a fin de determinar cuáles son las posibles causas que pueden afectar de manera negativa las metas propuestas.
  • Toda empresa ganadera debe establecer indicadores de producción, es la única manera saber si los objetivos y metas propuestas se están logrando.

 

Advertencia: lo fundamental no es solamente lograr los resultados esperados, sino lograrlos con el mejor método y el más económico.

¿Amnesia o Anamnesia? ¿Cuál tienes en tu ganadería?

Hoy es “Jueves de Salud Animal” o de Veterinaria en CEG Internacional, y quiero referirme a un tema de fundamental importancia para las Empresas Ganaderas. Les hablaré de “Anamnesis”. Sabes qué es? y entiendes para que te sirve o como te puede estar perjudicando en caso de no tener una idea clara de ello, o no tenerla en cuenta en tu ganadería a diario? En caso de que respondas no, aquí te lo explicaremos…
Para los profesionales de las Ciencias Agrarias, y en especial para los que estamos directamente involucrados con la salud, bienestar y productividad de los animales domésticos es bastante frecuente recibir una llamada, y/o con la tecnología actual un mensaje de texto o de voz instantáneo, de parte de un productor que ante la urgencia que suele tener un caso de afección a la salud de los animales de granja y no tener un MV, MVZ o Z cercano a quien acudir, decide acudir a quien supone que lo puede ayudar con prontitud aunque sea a la distancia, y es cuando surge la pregunta: “Doctor, que le puedo aplicar a la vaquita -ternerita/o, novillita/o, torito, caballito, etc-?”
Allí es cuando, para entender bien de qué se trata, comenzamos a indagar y a escudriñar en los antecedentes, pero no siempre logramos obtener las respuestas necesarias, por lo tanto no logramos obtener un claro diagnóstico de la situación y en consecuencia no podemos brindar soluciones acertadas a quien las necesita, casi siempre con urgencia. Y no es que no podamos ayudar a distancia, sino que al carecer de la información mínimamente necesaria pues lógicamente no podemos acertar con la solución, e intentar atinar con base en supuestos puede resultar riesgoso y agravante. Así que, justo para no tener este tipo de problema es que debemos saber llevar a cabo una óptima Anamnesis.
anamnesis-cortesia-tolsa
 Derechos de imagen: Tolsa

¿Qué es la anamnesis?

Esta palabra, poco usada entre productores pero mucho entre profesionales de la salud y manejo animal, hace referencia a la acción (o conjunto de acciones) que realizamos los humanos para poder traer al presente los recuerdos del pasado. Se trata entonces de recuperar información registrada en épocas anteriores.
En la Zootecnia y la Veterinaria se define Anamnesis como el: “Conjunto de datos que se recogen en la historia clínica de un paciente con un objetivo diagnóstico”.
Y por si acaso, aclaro, que elaborar un historial clínico para animales no es una responsabilidad exclusiva de los veterinarios o zootecnistas. Es mucho mas una competencia del ganadero como tal. Si los animales hablaran y el MV, MVZ o Z les pudiera hacer preguntas directamente para poder elaborar su diagnóstico y acertar con la solución, el ganadero podría relajarse. Pero como no hablan los animales, y debe hacerlo por ellos su dueño, a estos les corresponde estar en capacidad de ayudar a elaborar una completa anamnesis, si es que quiere soluciones rápidas y acertadas.
El problema al que nos enfrentamos en estos casos, no solo cuando nos contactan a distancia, sino también cuando estamos en trabajo de campo, con presencia de los encargados del cuidado diario de los animales y hasta del propietario de la ganadería, es que en vez de poder hacer una buena anamnesis del caso que estamos atendiendo, lo que tenemos parece ser mas bien una “amnesia total”, pues en muy frecuentes casos, ninguno de los presentes recuerda absolutamente nada de lo que se le hizo o se le dejó de hacer al animalito para que llegara a enfermarse. Y si se trata de una llamada, pues menos; aunque se esfuerzan en tratar de recordar no lo logran.
anamnesis-silueta-dudoso
Y llamo la atención en algo en particular: El ganadero o sus empleados recuerdan lo que es evidente, aunque muchas veces con inseguridad, pero de algo se acuerda en todo caso (según la afecciones, es relativamente fácil recordar cosas como: cambios en el comportamiento o cambios en el aspecto físico del animal o de varios de los animales, secreciones anormales, sangrados, fiebre, cojeras u otras dificultades, etc). De lo que casi nadie se acuerda, casi nunca, es de los detalles no visibles que obviamente son mucho más difíciles de recordar (si es que los pudieron percibir en su momento), y esto se debe a la muy común negligente actitud que suele predominar entre los productores, y obviamente mas en sus empleados, de ser tan renuentes a llevar registros por escrito.
Se define Amnesia como la: “pérdida total o parcial de la memoria que impide recordar o identificar experiencias o situaciones pasadas”. Literalmente lo opuesto a Anamnesis. Podríamos llamarle a esto por ejemplo: Amnesia de ganadero, o amnesia administrativa de los productores ganaderos y sus empleados.
Definitivamente, no podemos confiar tanto de nuestra memoria, por muy buena que creamos tenerla. Hay que tomar nota (escribir), registrar, crear archivos a los que podamos acudir mas tarde para recordar más fácil y con plena certeza. Y si podemos, apoyarnos en un software de registros, para dejar registrado cada evento con nuestros animales, pues sin duda será muchísimo mejor.
administracion-encabezado
Cortesía: UNER
Claro, entendemos que esto no es en todas las ganaderías, pues cada vez hay mas productores conscientes, y que demuestran preocupación por hacer las cosas cada día mejor en sus granjas. Pero sigue predominando hasta hoy esta desafortunada actitud, que finalmente a quien mas perjudica es a los ganaderos mismos, lamentablemente también a sus animales, y en muchos casos (según la afección de la que se trate), afecta también a los empleados y por último a los consumidores de los productos (leche y carne) que se obtienen de la producción animal.
Para reflexión del ganadero, invito a que hagamos consciencia especialmente en esto último. Hay una ley irrefutable en la vida: cosecharás lo que siembres. Y es que si los que consumen nuestros productos (alimentos de origen animal) y quienes nos ayudan a producirlos (empleados), se ven afectados por nuestra negligencia en el manejo de la “historia clínica” de nuestros animales, esto hace un “feedback negativo” sobre nuestro negocio ganadero, tanto en lo particular primeramente, como también en lo sectorial (la ganadería en general) a mediano y largo plazos.
En otras palabras, si no le ponemos mas cuidado a llevar con rigor y disciplina nuestros registros de todo cuanto hacemos (o dejamos de hacer) con nuestros animales, lo que vamos cosechar para nuestras ganaderías probablemente es: problemas que no se solucionan debidamente por falta de una óptima anamnesis, costos de sostenimiento mas elevados en el cuidado de nuestros animales y por tanto también en la producción, que se traducen al final en menor rentabilidad de estos negocios, empleados espontáneamebte enfermos lo que también impacta negativamente en la operatividad se rutina de nuestras ganaderías y que obviamente también puede implicar que incurramos en gastos mayores, y también consumidores insatisfechos o que podrían hasta enfermar por alimentos contaminados o no tan sanos que se traduce a su vez en reducción en el consumo, caida de las ventas, y perjuicio económico para nuestros negocios ganaderos. O sea, lo que quiero enfatizar es, que nuestros descuidos son nuestros perjuicios.
No todo en la ganadería se resuelve “aplicando” alguna cosita, como lo pretendemos en muchos casos (por no decir que casi siempre). Así pues, que si no queremos clientes insatisfechos, problemas de salud en nuestros empleados y en nuestros animales, hagamos las cosas mejor de lo que las hemos hecho siempre. Si las seguimos haciendo igual no vamos a mejorar. Seamos disciplinados llevando registros de nuestros animales, de todo cuanto se nos ocurra. Mientras mas información tengamos a la mano, mas fácil identificar las causas de sus afecciones de salud, y definitivamente mas fácil hallar posibles y mas rápidas soluciones, sobre todo si el profesional al que acudimos para que nos ayude a resolver cada caso, está mejor informado de todo lo acontecido en nuestras granjas que puede influir sobre el bienestar y salud de nuestros animales de producción. Finalmente esto hace un “feedback positivo” para nosotros como productores, para nuestros empleados, para nuestras economías, y para los consumidores de todo lo que producimos.
anamnesis-cortesia-duwest