PRV: No improvises, planifica tu proyecto

PRV: La Ganadería no se improvisa, se debe planificar muy bien

Pastoreo Racional Voisin (PRV) – Videoclip 4

En este videoclip, proporcionamos algunas pautas básicas sobre la planificación de proyectos PRV, división y distribución de potreros, y prácticas de rutina en el manejo racional y agroecológico de pasturas, como identificación del punto óptimo de reposo, de los tiempos de ocupación y descanso de potreros, de las cargas animales, del manejo de las rotaciones según la época del año, y de la compensación de las fluctuaciones estacionales, entre otras cosas.

Día de campo realizado en Finca Lindarhaja, ubicada en el municipio de Guasca, Cundinamarca, Colombia. Primeros usuarios del ORIGINAL Pastoreo Racional Voisin (PRV) en Lechería Especializada con raza Holstein y Ayrshire, desde el año 2008, asesorados por el Profesional Experto Zoot. Esp. Michael Rúa Franco, quien dirige esta jornada, acompañado de la propietaria y un productor ganadero Español de visita en Colombia, y otros acompañantes aprendices. Grabación del video realizada en el año 2010. Los invitamos a ver y compartir este video:

 

PRV: La inviabilidad del método convencional

Ing. Agr. Dr. Luiz Carlos Pinheiro Machado (Brasil)

Pastoreo Racional Voisin (PRV). Tecnología Agroecológica para el Tercer Milenio

 

Situación del Sector Lechero (referencia Colombia, 2009)

Los problemas del sector ganadero en general, se derivan de la relación entre costos y beneficios (C/B). Y en muchos países (al igual que pasa en Colombia), los problemas de este tipo han instalado al sector lechero mundial en una situación difícil (¿crisis?).

De acuerdo con el Prof. L.C. Pinheiro Machado, “la relación C/B es muy angosta o no hay (significa que el costo es casi igual al beneficio, o incluso, superior). Lo segundo, es un problema grave en la organización de la producción (falta de cooperativismo). Este último solo tiene una solución: La organización (unión) de los productores; para lo primero, hay que analizar la estructura de costos en relación con el método o modelo de ganadería, para aplicar los cambios que permitan lograr un mayor beneficio (producción superior a 1.400 lts de leche/vaca/lactancia, así como una mejor relación entre costos y beneficio.”

Situación del Sector Carne (referencia Colombia, 2009)

En general, los problemas son similares a los del Sector Leche, en especial la relación C/B. Pero hay una perspectiva positiva, con relación a que, según la reunión del año 2009 en Buenos Aires de la Organización Internacional de Epizootias (OIE), en los próximos 40 años la demanda de carne en el mundo aumentará en un 50%. En el mismo año 2009, en Colombia, la tasa de extracción es del 18% (muy baja) pero podría ser del 25% (potencial), y esto mismo podría estar ocurriendo en los demás países del continente.

¿Puede mejorar la eficiencia productiva de las ganaderías?

La diferencia entre la potencialidad de las ganaderías de carne y leche, y el nivel actual de su productividad en general, es una diferencia bastante amplia. Si se hiciera una encuesta para medirlo, el nivel al que se puede llegar es bastante superior, y esa es la herramienta de la que se deben valer los productores para mejorar la relación C/B, y junto con ello su rentabilidad y calidad de vida. Los ganaderos que decididamente hacen PRV, van a tener las condiciones de producir mucho y tener resultados muy positivos.

¿Y por qué los productores no están produciendo más?

Los ganaderos “no son tontos”. Al menos yo pienso que no es así (dice L.C.P.M.). Y es por eso que los ganaderos están conscientes de la situación que atraviesan y de la necesidad de imprimir un cambio radical en sus métodos y/o su modelo de producción, y por eso hay un despertar en la búsqueda de una tecnología superior, como es el PRV. De no ser así, no estarían asistiendo a las capacitaciones y queriendo aprender, aún, cuando eso significa esfuerzos y tiempo que dedicar. Si no fuera así, estarían como el corriente, que solo tiene quejas y reclamos, pero no estudian ni se preparan para un cambio radical. Y también, porque solamente los vagos no tienen tiempo. Las personas inteligentes siempre tienen tiempo y siempre están buscando cómo pueden mejorar.

Ahora, el productor seguramente se cuestiona si es que nadie sabía que la productividad y la relación C/B puede mejorar aplicando un cambio radical en el método de producción que tradicionalmente se viene implementando en las 60 o 70 décadas más recientes? Y es claro que muchos lo saben, pero ahí viene una cuestión muy delicada: “Cuando se introdujo la revolución verde en el mundo (años 60’s del siglo XX) para hacer la penetración de la gran producción capitalista en el campo, se rompió una cadena que existía en la producción de alimentos en el mundo, y principalmente en Estados Unidos. Y para hacer esto, hubo, primero, un altísimo subsidio; segundo, hubo una investigación genética enfocada sobre todo en elevar los niveles de producción (tanto en vegetales como en animales). Entonces por ejemplo, el maíz pasó de 1.500/2.000 a 8.000/12.000 kg/Ha, y para que eso fuera posible, había que OLVIDAR la manera en que antes se producía, y justo allí fue cuando y como se rompió la cadena armónica en la humanidad.

Lo que es más extraordinario es que eso no se comenta, ni en las academias. Los colegas profesionales del sector agropecuario más recientes (20 años atrás para acá), no tienen ni la menor noción sobre eso porque nadie se los ha enseñado, nadie se los comenta, pero como yo lamentablemente lo viví, yo sé cómo es (explica L.C.P.M.).

Se supone que debía irle mejor a los productores ¿por qué no les va mejor?

Hay un hecho fundamental: LA INVIABILIDAD DE LOS MÉTODOS CONVENCIONALES. ¿Y por qué pasó eso? ¿Por qué hay hambre en el mundo? Hay algo que no anda, y es, la prueba formal de que los métodos convencionales son inviables. No fueron capaces de producir la riqueza de la ganadería ni de la agricultura, y esta es la realidad que ahora mismo está ocurriendo en todo el mundo.

Necesitamos un cambio radical… Y el mundo necesita de nuestro cambio…

En el mundo, hoy por hoy, se pierden poco más de 2.400 toneladas de suelo por segundo, y se convierten 1.370 Hectáreas por cada hora de tierras que antes eran productivas y se vuelven desierto (¿se dan cuenta de lo que es eso? el desierto del Sahara se quedó chico). Y como si fuera poco 36.000 personas mueren de hambre a cada día (25 personas mueren a cada minuto) en todo el mundo. Y estos son datos de FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) del año 2006, que es un organismo que tiene credibilidad.

En el período comprendido entre 1961-1963 se registraban 0,32 Hectáreas productivas cultivadas con alimentos por cada habitante en el planeta (3,6 billones de personas habitando en el mundo). Para 1997-1999 descendió a 0,21 Ha/Habitante (6 billones de personas). Y se calcula que para el año 2030 haya descendido a 0,16 Ha/Hab (8,3 billones de personas). -En la actualidad (año 2018) ya somos más de 7 billones de personas-.

Entonces ¿qué haremos? Porque el 203 es “mañana”. Y si no todos estamos vivos en el 2030 seguramente nuestros hijos y nietos estarán. Así que no solamente tenemos un compromiso de mantener las tierras productivas, sino de mantenerlas en un nivel de producción que sea viable para las generaciones que vienen, y parece que de eso la gente no se está dando cuenta.

 

Te invitamos a ver y compartir esta nota en video:

 

PRV: Ovinos en Granja Jerusalén (Guadalajara, México)

PASTOREO RACIONAL VOISIN

Ovinos en Granja Jerusalén

Guadalajara, Jalisco, México

 

Juan Pedro Rodríguez es un hombre de rancho. No solo él, sino su familia. Así lo demuestra su actitud, su estilo, su forma de ser, su gusto, su pasión por el campo. Estudió Medicina Veterinaria, pero se ha profesionalizado más que todo en el ejercicio de la ganadería desde diversos frentes. Hoy por hoy, no posee un campo propio, pero por azar se le presentó un día una oportunidad de recibir un lote de ovejas como pago por parte de un productor en un negocio “fallido”, y en la soberanía de Dios, pasó a ser de un día para otro, de comercializador de ganado a ser ganadero, en pequeña escala y en campo prestado. Mismo cambio que hoy arrienda, para su negocio de cría de ovinos de raza pura de alta calidad y aplicando biotecnología reproductiva, y de ovino comercial.

Llegó a tener de entrada 400 cabezas de ovino (supuestamente con menos de eso no se podía aspirar a ser rentable). Pero para alimentarlos tenía que comprar el alimento, ya que el campo no le producía el suficiente. En palabras de Juan Pedro: Su negocio de ovinos durante los primeros años no fue rentable, ya que trabajaba para la “forrajera” (haciendo referencia a quien le proveía el forraje para su ganado, y a que el costo más elevado en el sostenimiento de su ganado era el de la alimentación, por no ser producida por el mismo, y tener que salir a comprarla). Al mismo tiempo, Juan Pedro se define hoy a sí mismo, que en el pasado él era el “fletero” de sus ovejas, ya que ocupaba la mayor parte de su tiempo y recursos transportando la comida para su ganado.

Advierte Juan Pedro que el negocio fue de mal en peor, y que tuvo que irse descargando para poderlo sostener. Llegó al punto de quedarse solo con la mitad o menos de las ovejas que tenía al inicio para intentar equilibrar la balanza entre ingresos y egresos, pero como era de esperarse tampoco estaba funcionando (menos ganado significa menos gastos pero también menos egresos, así que proporcionalmente seguía igual, sin renta). Y dice Juan pedro que aún así, 1/4 de hectárea no le era suficiente para sostener su ganado ni siquiera por un día (en ovinos esto equivale a una carga animal inferior a 0,5 UGM -Unidades de Ganado Mayor- por cada hectárea, lo cual es sumamente ineficiente).

De nuevo Juan Pedro, llevado de la mano de Dios, se vió un día cualquiera ante una de esas propuestas que uno las llega a entender es después, no en el momento. Un muy buen amigo suyo le pidió el favor de representarlo en un evento de capacitación para ganaderos. La Granja Jerusalén (nombre comercial de la granja de producción de ovinos de Juan Pedro) se ubica en Guadalajara, Jalisco, al Centro-Occidente de México. El evento de capacitación se iba a realizar en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, al Sur de México, casi ya en frontera con Guatemala. Por supuesto, Juan Pedro no tenía ni la menor idea de lo que se trataba el curso, ya que no fue él quien eligió ir a consciencia de lo que se iba a encontrar sino que fue su buen amigo quien le pidió ir, y este último fue invitado al curso no para capacitarse sino como sponsor, y para ofrecer sus productos (este es comerciante de todo lo relacionado con cercos eléctricos, equipos y herramientas para la ganadería, tanques de agua, etc.), así que la labor encomendada a Juan Pedro era la de exponer esto ante los participantes y realizar ventas. Lo único que sabía Juan Pedro es que era un curso sobre pastoreo, y pues accedió a la propuesta, pero Dios tenía un plan perfecto para él. El resto de la historia la verán ustedes en la vide-entrevista que compartimos a continuación.

Por lo pronto, diremos, que el curso al que asistió Juan Pedro Rodríguez en Tuxtla, Chiapas, fue el primer curso ESPECIALIZADO en Pastoreo racional Voisin (PRV) que se dictara en todo México, y en toda su historia. Un curso impartido por Michael Rúa Franco de Cultura Empresarial Ganadera (CEG) Internacional, convocado en aquel momento por la alianza entre CEG y Rancho El Yaqui (primer usuario de PRV en todo México asesorado por CEG y que hoy goza de buen reconocimiento). El evento este fue la perfecta excusa para que Dios le permitiera a Juan Pedro aprender el PRV, y enfrentarse a una nueva era de su profesión como ganadero, una tecnología que no solo le ha cambiado la historia a Granja Jerusalén, sino que ha impactado la vida de Juan pedro y su familia positivamente, y que aunque siguen siendo un muy pequeño productor, que aún debe enfrentar el día a día, y las dificultades que no dejan de afectar el negocio (ya no desde el área técnica ni productiva ni económica, sino por presiones del entorno), hoy es un negocio SOSTENIBLE Y SUSTENTABLE a largo plazo, con un mejor presente, y todavía con la posibilidad de un mejor futuro, gracias al PRV.

En la actualidad, Juan Pedro además se desempeña como asesor en PRV para ganaderos de todo el estado de Jalisco, y abierto a la posibilidad de asesorar a quienes se decidan incursionar en PRV en su estado, o en los estados vecinos del Centro y Norte de México, como Profesional CEG desde su sede en Guadalajara, Jalisco.

Los invitamos a conocer este testimonio de progreso y prosperidad de un ganadero ahora Voisinista, aplicando en su granja el PRV (la tecnología para el 3er milenio), en una muy entretenida y motivadora entrevista realizada por CEG Internacional desde la Granja Jerusalén, en Guadalajara, México:

PRV: Desde Francia para el mundo (videoclip)

PRV: Desde Francia

Para el mundo

Pastoreo Racional Voisin (PRV) – Videoclip 2

Día de campo en Finca Lindarhaja, ubicada en el municipio de Guasca, Cundinamarca, Colombia. Primeros usuarios del ORIGINAL Pastoreo Racional Voisin (PRV) en Lechería Especializada con raza Holstein y Ayrshire, desde el año 2008, asesorados por el Profesional Experto Zoot. Esp. Michael Rúa Franco, quien dirige esta jornada, acompañado de la propietaria y un productor ganadero Español de visita en Colombia, y otros acompañantes aprendices. En este videoclip, una muy corta pero concisa reseña histórica sobre el origen y la proveniencia del PRV a Latinoamérica, y sus principales desarrolladores y difusores.

 

PRV: Hay que romper el preconcepto

 

Ing. Agr. Dr. Luiz Carlos Pinheiro Machado (Brasil)

Pastoreo Racional Voisin (PRV). Tecnología Agroecológica para el Tercer Milenio

Para hacer PRV… “Primero hay que romper el PRECONCEPTO”

Obviamente hay un PRECONCEPTO (prejuicio) contra el PRV. ¿Y porqué razón hay un preconcepto contra el PRV? Porque nosotros (los que trabajamos con el PRV) producimos mucho sin utilizar ni 1 gramo de fertilizante, sin utilizar ni 1 gramo (ni una gota) de los agrotóxicos (venenos), entonces es lógico que los productores (fabricantes y comercio) de fertilizantes, agrotóxicos y máquinas, no pueden estar muy contentos con la actividad que nosotros llevamos, pero, la vamos a llevar SIEMPRE.

¿Hay que olvidar la manera tradicional de hacer ganadería?

La gente (los desconocedores del PRV) está absolutamente equivocada, porque hay de atrás toda una conducta de equivocación. Por eso, conjuntamente con ROMPER aquel preconcepto (o prejuicio) que hay contra el PRV, hay que CAMBIAR DE CONDUCTA.

¿Cómo debe ser la conducta en PRV?

Lo más básico de todo es que: Hay que tener altas producciones a bajo costo. Es por esto que quienes trabajamos en PRV tenemos un compromiso, ante todo, con los productores. No tenemos compromiso con ninguna “casa comercial” (de fertilizantes, de agroquímicos, o de maquinaria e insumos). En este sentido, somos absolutamente independientes, lógicamente somos dependientes DE LOS PRODUCTORES.

La “ciencia convencional” trabaja así: mucho insumo para mucha producción (y mientras más insumos se usen, más producción se obtiene). Y eso es verdad, pero… ¿con qué insumos? Con los fertilizantes de síntesis química y los agrotóxicos (es decir, los productos de interés comercial para sus fabricantes). En ese mismo sentido, entonces, hacer uso de mucho insumo para producir mucho a su vez significa: “mucha ganancia para la industria, con mucha producción pero con un margen de ganancias para el productor muy mínimo, o incluso, produciendo a pérdidas”. Y desde luego, ESTE NO ES EL CAMINO QUE SEGUIMOS EN PRV.

Nosotros también usamos mucho insumo, pues eso es una realidad termodinámica que no se puede negar: no podemos producir mucho si no tenemos energía; pero la energía que nosotros trabajamos NO VIENE DE LOS FERTILIZANTES (de síntesis química), viene de la Energía Solar, que no se puede vender, no contamina, y no tiene límite, es infinita.

¿Es fácil hacer este cambio de conducta?

Desde luego que NO es fácil cambiar una conducta de muchos años de mal aprendizaje y arraigadas generacionalmente. Pero este ¡es un cambio necesario! aunque la ciencia convencional trate de mantenernos convencidos de todo lo exactamente opuesto al PRV.

A este respecto, una formulación sumamente interesante, expuesta por un Ingeniero Agrónomo Norteamericano llamado Bobby Kingsberry, quien en su momento tuvo un gran impacto cuando dominó el PRV, y a partir de su experiencia escribió un libro, y en el prefacio del libro dice esto:

Kingsberry USA 1989 citado por Pinheiro 2009 (PRV Bogotá)

En Brasil (para citar un ejemplo), según el Profesor Pinheiro Machado, los ingenieros agrónomos que están del lado de la ciencia convencional, lo que le dicen al productor que tiene que hacer para producir en su ganadería (y agricultura) va exactamente en el sentido opuesto de lo que realmente deben hacer. Es tal cual como lo ha descrito el Ing. Agr. y ganadero estadounidense Kingsberry. Y ahí es donde está precisamente una de las mayores dificultades a las que se ve enfrentado el productor. Por ejemplo, el ingeniero agrónomo le dice al productor que tiene que arar, pero NO TIENE QUE arar; le dicen que tiene que usar fertilizante, cuando NO TIENE QUE aplicar fertilizante.

Es por ello que se afirma que: los conceptos que fundamentan la aplicación del PRV en la ganadería mundial son RIGUROSAMENTE OPUESTOS a los que fundamentan las aplicaciones de la ciencia convencional.

De otro lado, una buena manera de ilustrar el modo en que trabajamos PRV, es la base fundamental que esta tecnología se sustenta en HECHOS más que en TEORÍA. Y como ya sabemos, los HECHOS no dan lugar a discusión. No se puede refutar un HECHO, porque simplemente es algo que ocurre por naturaleza y no necesita explicación. Aquí podemos citar al importante científico Francés Claude Bernard, quien dijo:

Claude Bernard - Francés siglo XIX - citado por Pinheiro 2009 (PRV Bogotá)

Cuando Bernard expuso esta afirmación, sus contemporáneos lo tildaron de LOCO. Como también hoy nuestros contemporáneos nos tildan de LOCOS por hacer PRV que no logra estar de acuerdo con las explicaciones que da la ciencia convencional para sus prácticas, ya que son exactamente OPUESTAS. Como también, un productor que no conoce PRV tilda de loco al que incursiona en PRV, porque no entiende lo que hace, y le parece que es una locura querer producir mucho sin hacer uso de maquinarias e insumos comerciales.

Pero el HECHO ha superado ampliamente la TEORÍA. La ciencia convencional convence con sus TEORÍAS justificando sus HECHOS (es verdad que se logran producciones muy altas, pero como se ha explicado, para eso se usa mucho insumo y maquinaria que hacen muy elevado el costo de producción y muy estrechas o nulas las ganancias para el productor, pero muy altas ganancias para la industria de agroquímicos y agrotóxicos). En oposición, está el PRV que logra producir mucho pero sin maquinaria ni insumos, lo que le da márgenes más amplios a las ganancias PARA EL PRODUCTOR y esto no es del gusto de la industria, pero esto es un HECHO que supera la TEORÍA CONVENCIONAL.

Debemos entonces estar preparados, porque la ciencia convencional no dará su brazo a torcer frente a los HECHOS que plantea el PRV, y harán todo lo posible por convencer a los productores de todo lo contrario, para que su negocio se mantenga.

Le invitamos a ver y a compartir con sus colegas de la ganadería, donde quiera que usted se encuentre, esta charla con el Prof. Pinheiro en nuestro canal de YouTube (video):