“Mi mamá y sus 20 vacas”

Por: Nicolás Castro (Argentina, Junio 27 de 2019)

Todo comenzó hace unos diez años cuando mi madre (Stella Maris Gallegos), ama de casa dedicada a la educación de sus dos hijos, se encontró con que su vida empezaba a ir perdiendo “enfoque”. Ya con ambos hijos graduados como profesionales del pregrado universitario, había logrado uno de los principales y más importantes propósitos en la vida de cualquier padre, estando así muy orgullosa. Etapa feliz, pero culminada!

Es aquí, cuando un Ingeniero Agrónomo allegado a ella, considerando que, además de su pasión por la agroecología, había heredado un campo de 200 Ha en Coronel Pringles provincia de Buenos Aires Argentina, le recomienda la lectura de un libro que la hará ¨reinventarse¨ a sus 60 años de edad: ¨Pastoreo Racional Voisin (PRV): Tecnología Agroecológica para el Tercer Milenio¨. Este plantea una excepcional alternativa al sistema convencional de pastoreo, la cual permite, además de aumentar la productividad y mejorar el suelo, obtener como producto final con valor agregado, carne orgánica trazable -resultado de cumplir un sistema de normas y fiscalización reconocida internacionalmente-  respetando el BA (bienestar animal) y siendo amigable con el medio ambiente, logrando así un mayor beneficio real como productores.

Sin conocer absolutamente nada sobre ganadería, pero viéndose atraída e identificada por el concepto de manejo alternativo planteado en este libro por el científico autor del mismo, Dr Luiz Carlos Pinheiro Machado, y más aún, el del fundador, Dr. André Marcel Voisin, halló un nuevo enfoque para su siguiente etapa de vida, y emprendió su “sueño”; su “camino”.

Cabe decir que, según nosotros, esto comenzó siendo una especie de “juego” para mi madre, con apenas sus 20 vacas iniciales; suficientes para hacer relucir su pasión por el sistema PRV, y empatía por los animales; una conexión difícil de creer para quienes la conocemos.

Con el correr del tiempo, lo que nosotros en la familia pensábamos que era un mero “entretenimiento”, en realidad estaba lejos de serlo para ella, quien encontró en esta actividad un objetivo y horizonte claros, implicando un trabajo profesional, tanto desde el punto de vista de la labor en campo como en lo intelectual. Esto llamó la atención de los distintos participantes de la familia, ya que, al no contar ella con experiencia alguna en el rubro veíamos difícil, en especial su marido, que pueda proyectarse como productora ganadera y futura empresaria; ocasionando alguna que otra discusiones familiares.

Pero, su compromiso envidiable, medible en las incontables horas de trabajo, como también en los metros y metros de alambrados eléctricos, días y noches de lectura, cursos de capacitación, charlas con vecinos y el veterinario de cabecera, intercambios de ideas conmigo, etc., no hicieron más que alimentar su “ideología” y su sueño de poder plasmar en su establecimiento, en algún momento, un proyecto de PRV.  

Luego de unos años persistiendo, al fin, logró captar mi atención acerca del sistema de producción, en gran parte como consecuencia de su convicción y constancia, además de los resultados que se empezaron a visualizar en campo al aplicar algunos de los principios sobre los que descansa el PRV. Es en esta oportunidad cuando tomé el libro que ella llevaba de un lado para otro, ya sin algunas hojas de la cantidad de veces que lo había leído, y tan pronto comencé a conocerlo, dije: “qué interesante es esta tecnología; esta ideología”, una línea de pensamiento plasmado en un modelo “no normal”.

Luego, al realizar mi tesina para graduarme en la Especialización en Comercio Internacional[1], es cuando me apropio del tema con mayor profundidad y entusiasmo; planteando la tecnología agroecológica PRV como método de producción para obtener un producto final (alimento de origen animal para consumo humano) con valor agregado -orgánico- .

Es aquí, cuando tengo la posibilidad de contactar a unas de las pocas personas en Argentina con experiencia en el tema, el Ing. Carlos Enrique Fernández Ridano, quien nos ayudó a “creer” aún más en lo que ahora se había convertido en nuestro proyecto familiar, alimentando más nuestro deseo. Mismo que empezó a hacerse realidad cuando en el año 2017 al ir a presentar un paper a un Congreso Internacional de Logística Sustentable en Bogotá, Colombia, tuve la posibilidad de conocer en persona al Zootecnista y Especialista en el manejo de PRV, Michael Rúa Franco, con quien ya nos veníamos capacitando mediante sus diversos cursos a través de su plataforma CEG Virtual[2]. Al día de hoy, con mucho orgullo y felicidad, podemos decir que conformamos con él y su gente un equipo de trabajo recibiendo asesoramiento a distancia para desarrollar primero el diseño de nuestro proyecto PRV, y actualmente también la implementación del proyecto en el campo de mi madre: “Establecimiento Stella”; algo que por mucho apenas y soñábamos en tiempo pasado, y esto por no decir que lo veíamos como algo realmente utópico.

Me detuve entonces a pensar y reflexionar sobre esta experiencia de vida, y he llegado a la conclusión de que “no hay edad para despertar tu potencial; para lograr “reinventarse”, para emprender ese camino que te va a permitir lograr tu sueño. Algo de lo que muchas veces escuchas hablar, pero que definitivamente se siente mucho mejor cuando se vive. Luego, esta historia, nuestra, termina siendo una enseñanza más que recibo de mi madre, quien sumisa estuvo muy dedicada a los quehaceres del hogar, y se había limitado a ello durante la mayor parte de su vida, logra dar un vuelco total a sus quehaceres, identificando que aún tiene mucho tiempo para poder plasmar sus sueños en el proyecto que ahora estamos desarrollando en familia con muchas ganas, ideas, metas y objetivos por cumplir.

Para terminar mi relato, quería enfatizar, en unas líneas, lo que es, según mi humilde punto de vista, un ejemplo a seguir para las distintas amas de casa que, al igual que mi madre, dedicaron gran parte de sus vidas a educar a sus hijos, para motivarlas e invitarlas a que una vez alcanzado dicho objetivo se den la oportunidad de “reinventarse“, sacando a relucir todo su potencial; independientemente de su edad.

Puedo ver como las señoras del hogar se dejan atemorizar por no contar con el conocimiento de lo que han querido hacer y no pudieron antes, y además creen que la edad les marcó una fecha de vencimiento a sus sueños, resultando todo esto en “un freno” para muchas (y también para muchos señores): ¿cuántas personas que también heredan un “pedazo” de tierra la arriendan por no tener conocimientos para cultivarla? y lo hacen a pesar de contar con sueños e ideas que pueden transformarse en planes de negocio.

No podemos perder nunca de vista que con capacitación, convicciones firmes y conformando un buen equipo de trabajo puede lograrse lo que sea que te propongas, y con ello, satisfacciones muy grandes más allá de recibir una mera compensación monetaria por un contrato de arrendamiento.

Hoy rindo un homenaje a mi madre con este relato, y aguardo la esperanza de que sirva para darle a otras y otros padres de familia no se dejen vencer por sus temores, ni tampoco por no tener conocimiento o recursos. No dejen que nada los detenga para emprender el rumbo hacia el cumplimiento de sus sueños de juventud que no pudieron llevar a cabo antes, e inicien tan pronto como puedan. Y si posees tierra y te gusta la ganadería, te invito a conocer la tecnología agroecológica PRV, porque te aseguro que al igual que a nosotros, te va a permitir lograr tus sueños de convertirte en empresaria/o ganadera/o.


[1] Castro Nicolas (2013). Exportación de carne orgánica argentina a ¨países verdes¨. Un análisis de la influencia del proceso logístico de exportación en el producto final. Bahía Blanca, Buenos Aires, Argentina.

[2] Cultura Empresarial Ganadera (CEG) Internacional: www.cegvirtual.org.

Sobre el Autor CEG Internacional

Líderes en Capacitación, Asesoría, Consultoría y Acompañamiento Profesional en Ganadería Racional en América Latina

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: