Se le conoce popularmente como Maní Forrajero. Suele ser muy común en jardinería, ya que forma un tupido tapiz vegetal, con una particular manera de florecer muy tupida también pero sobre todo muy vistosa y llamativa, debido al intenso color amarillo que las caracteriza, y que le dan una apariencia decorosa y embellecedora al lugar en el cual se les tiene plantadas.

El Ing. Agr. Aníbal Fernández Mayer, del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) de Argentina, preparó una nota informativa sobre esta especie forrajera, como parte de una serie de publicaciones titulada: Leguminosas Forrajeras Perennes.

 

Leguminosas Forrajeras Perennes

Para Silvo Pastoreo Racional Voisin (SPRV)

PARTE 1: Arachis pintoi

Esta nota está enfocada en los Ecotipos: CIAT 17.434 y 18.744

 

Biología y características de la planta

El “maní forrajero” es una leguminosa perenne originaria de América del Sur, principalmente de Brasil. Es una planta rastrera y estolonífera, que produce una densa capa de estolones enraizados, con entrenudos cortos y abundante semilla subterránea, que contribuye a su regeneración y persistencia. Sus hojas son de cuatro foliolos grandes, anchos y ovalados, de color verde oscuro.

Arachis pintoi 1

 

Esta leguminosa se adapta al clima tropical muy húmedo con temperaturas de 22 a 25 0C, desde 0 hasta 1,300 m de altitud y precipitación desde 800 a 2000 mm, bien distribuidas en el año o con sequías menores de cuatro meses.

Crece mejor en suelos franco-arenosos y franco-arcillosos; tolera condiciones de mal drenaje o encharcamiento, aunque su desarrollo se ve afectado principalmente en las primeras etapas de su establecimiento.

Se adapta a suelos pobres en nutrientes como fósforo, potasio, calcio y magnesio y a suelos ácidos (pH 5.0) y tolera hasta el 75% de saturación de aluminio, que suele ser muy tóxico al resto de las forrajeras.

Tolera muy bien la sombra (700-800 µmoles/m2/seg ó 40.000 a 45.000 lux). Debido a ello, esta leguminosa se adapta muy bien en los SSP mezclada con otras gramíneas. Además, resiste el pastoreo intenso.

La floración abundante se inicia con la época lluviosa y se extiende en el tiempo, siempre que haya suficiente humedad en el suelo, es decir, tiene floración indefinida (continua) y no parece estar influenciada por la longitud de las horas luz.

Por su origen silvestre resiste los ataques de hongos, virus y nematodos. Sin embargo, se han observado enfermedades foliares causadas por Rhizoctonia y Antracnosis.

Las malezas pueden contituir un problema, principalmente, durante el establecimiento, ya sea en parcelas puras o en asociación con gramíneas.

Técnicas de implantación

Es una leguminosa, gran productora de semillas, y al igual que el resto de las especie de Arachis, las produce dentro del suelo, concentrándose el 90 por ciento de la producción en los primeros 10 centímetros del suelo, por lo cual su cosecha resulta difícil, costosa y anticonservacionista.

Esta especie se puede propagar por dos medios: vegetativo (asexual) o por semilla (sexual).

Reproducción asexual (estolones)

El material vegetativo para la siembra se obtiene de parcelas puras o semilleros, los cuales deben ser manejados con una adecuada fertilización y control de malezas.

Arachis pintoi 3

Para este tipo de siembra (vegetativa) se usan estolones de 20 cm de longitud. Lo ideal es que se implante el mismo día de su cosecha, caso contrario se debe almacenar a la sombra y humedecerlo para evitar su deshidratación.

Para sembrar o implantar una hectárea en monocultivo se requiere 8 m3 de estolones y la siembra se realiza en cuadro a 50 cm, enterrándola 15 cm bajo el suelo y el resto fuera. En cambio, cuando se asocia con una gramínea se requiere de 3 m3 de estolones/ha y se siembra a un metro en cuadro.

 

Reproducción sexual (semillas)

En la siembra sexual (por medio de semillas) se usa una densidad de 8 a 12 kg/ha de semilla pura, sembrando a razón de 2¬3 semillas/cuadro.

Cada cuadro debería tener una superficie de 0,5 m ancho x 1 m de largo. A su vez se distribuyen tantos cuadros por parcela de acuerdo a la superficie tenga la misma.

Se debe dejar una distancia de 1 a 2 m entre cuadros debido a que el Maní forrajero cubrirá en muy poco tiempo todo el terreno. El desarrollo de los estolones estará influído por las condiciones ambientales (suelo y clima) del lugar.

Asociación con gramíneas

Esta leguminosa debe asociarse con gramíneas de porte alto y de lenta recuperación tales como: Axonopus scoparius, Brachiaria humidicola, Brachiaria decumbens, Brachiaria brizantha, Brachiaria dictyoneura y Brachiaria ruziziensis. Sola crece muy lentamente.

En praderas mezcla bajo pastoreo, el balance gramínea/leguminosa es fuertemente dependiente del manejo de la defoliación, por lo que es deseable hacer ajustes en función de los cambios en composición botánica. Las asociaciones con A. pintoi, el aporte de la leguminosa en la biomasa forrajera (dieta del animal), tiende a incrementarse cuando se utilizan altas intensidades de defoliación (pastoreo); más aún si éstas se acompañan con intervalos de descanso muy cortos, que pueden afectar la capacidad de rebrote y la persistencia de las gramíneas acompañantes. El espacio dejado por las gramíneas, puede ser ocupado por la leguminosa, pero también por malezas invasoras.

En términos generales, el intervalo entre pastoreos a ser aplicado a las asociaciones que incluyen Arachis pintoi estará determinado, en principio, por la gramínea acompañante. Sin embargo, en las asociaciones (Arachis + gramíneas sin fertilizar) los pastoreos deberán ser ligeramente menos frecuentes que lo recomendado para las praderas de gramíneas puras fertilizadas con nitrógeno. Esto va a favorecer una mejor recuperación de la gramínea defoliada y una mayor producción de biomasa total.

La pérdida de calidad de la gramínea, cuando los intervalos entre cortes o pastoreos son demasiados largos, puede ser contrarrestada por la alta calidad que aporta el A. pintoi en la dieta (Pezo y Ibrahim 1999).

Producción de forraje, manejo, calidad nutricional y producción de carne

La producción de materia seca, dentro de un SSP, promedio, puede alcanzar 6.000 kg MS/ha/ año y de excelente calidad y palatabilidad.

Arachis pintoi 2

 

Se puede usar para pastoreo directo y para henificacion, silaje y abono verde. El Arachis pintoi tiene elevados parámetros nutricionales, destacándose, los muy altos niveles de proteína bruta (18-24%) y digestibilidad de la MS (70-75%). Además, son excelentes los niveles de azúcares solubles (CNES) (13 a 18%) y bajos los contenidos de FDN (45-55%).

Cómo se dijera más arriba, esta leguminosa se consocia muy bien con las gramíneas perennes, mejorando la calidad de éstas. En el Cuadro 71 se presenta la calidad del Arachis y del Desmodium ovalifolium, según el trabajo realizado por Pezo y Ibrahim (1999).

Arachis pintoi CIAT

 

Casi una tercera parte (31.7%) del nitrógeno contenido en A. pintoi se encuentra ligado a los constituyentes de pared celular (FDN) (Cuadro 70), pero esto no constituye una limitante para su aprovechamiento a nivel ruminal, pues apenas el 11.3% está asociado con la FDA. Es más, como la mayor parte de la fracción nitrogenada contenida en su follaje es soluble o se degrada rápidamente, se produce un incremento importante en la concentración de nitrógeno amoniacal en el líquido ruminal, cuando el A. pintoi está presente en la dieta (Pezo y Ibrahim 1999).

La incorporación del A. pintoi también puede ejercer un efecto aditivo sobre el consumo de las gramíneas al mejorar los niveles de nitrógeno a nivel ruminal, y con él, se incrementa la flora celulolítica degradándose más rápidamente la fibra de las gramíneas mejorando, de esta forma, el consumo de toda la dieta (Fernández Mayer 2006).

Los estudios efectuados en los Llanos Orientales de Colombia, en los que se midió la producción de carne en asociaciones de Arachis pintoi con gramíneas del género Brachiaria, creciendo en suelos ácidos y de baja fertilidad, con 2500 mm de precipitación anual distribuidos en 8-9 meses mostraron ganancias de peso por animal que variaron entre 160 y 189 kg/año. Mientras que la productividad fue de 246 a 432kg/ha/año. En contraste, en el Piedemonte Llanero con 2-3 meses de sequía y una precipitación de 2900 mm/año,las ganancias de peso por animal fueron ligeramente superiores (176- 203 kg/año) y la productividad fue un 70% superior (528-609 kg/ha/ año), lo cual se explica por la mayor capacidad de carga lograda en este segundo ecosistema (Pezo y Ibrahim 1999).

 

Autor:

Ing. Agr.  Aníbal Fernández Mayer
Dr.C. (M.Sc. PhD.) – Experto en Nutrición Animal

Colaborador Profesional en Nutrición del Ganado
Cultura Empresarial Ganadera (CEG) Internacional

 

CEG Interactivo: Si aprovechaste y/o te gustó esta información, no te la quedes para ti nada más. Envíalo a tus amigos, conocidos y colegas Ganaderos o compartelo en tus redes y/o chats para que también la aprovechen. Y si tienes consultas, o comentarios, agradecemos que los dejes publicados a continuación para que podamos ayudarte a solucionar dudas o inquietudes.

Sobre el Autor CEG Internacional

Líderes en Capacitación, Asesoría, Consultoría y Acompañamiento Profesional en Ganadería Racional en América Latina