Herramientas para la Gerencia del Negocio Ganadero

Fitosanidad: Conozca y controle Insectos y Gusanos de los pastos y forrajes

En los últimos años los ganaderos hemos venido experimentando una mayor incidencia de “plagas” que afectan la oferta forrajera en cantidad y calidad. Los insectos y gusanos más populares que llegan a ser una “plaga” de los pastos tropicales son conocidos como: miones o salivazo, orugas, medidores y/o falsos medidores, chizas o jobotos, chinches, entre otros. Y como es de suponer, la mayoría de estos en la medida que han ido ganando popularidad por su presencia en los cultivos agrícolas, incluyendo de pasturas, han venido atrayendo la atención de las empresas ganaderas en todos los países debido a las pérdidas económicas que generan, no solo porque echan a perder una pastura sino porque dejan al ganado sin suficiente alimento y obligan al ganadero a buscar opciones para resolver contingencias, puesto que estos “bichos” de los pastos y forrajes actúan muy rápido, y para cuando el ganadero se da cuenta ya son muchos los potreros que han sido invadidos.

Es por eso que en la presente nota vamos a informar un poco sobre los insectos y gusanos comedores del follaje y trataremos algunos aspectos relevantes acerca de las especies más comunes, como su ciclo de vida y modo de acción, como por supuesto también de su manejo (control preventivo o curativo).

El concepto de “plagas”

Michael Rúa Franco, promotor y conferencista internacional en Ganadería Orgánica,  y Gerente de CEG Internacional, define o describe como plaga lo siguiente: No existe en la naturaleza ningún organismo vivo creado para hacer daño, sino para participar de una compleja cadena trófica en la que las poblaciones de seres vivos en su origen estuvieron en equilibrio. Sin embargo, las prácticas de explotación agrícola y ganadera que se llevan a cabo desde las postguerra, a partir de la llamada revolución verde, intensificaron y elevaron a su máxima expresión en el planeta entero las prácticas degradativas de los ecosistemas, tales como la deforestación para dar paso a los cultivos agrícolas y a los monocultivos, incluyendo los de gramíneas, y tras de ello las quemas, y las aplicaciones de agroquímicos y agrotóxicos, así como la implantación de especies foráneas en suelos ajenos, erradicando gran parte de la flora y fauna nativas, y causando desequilibrio notable en estos ecosistemas haciéndolos vulnerables no solo a los cambios de clima (por consecuencia del efecto invernadero y el calentamiento global), sino también a múltiples y recurrentes procesos de sucesión ecológica en los cuales aquellos organismos vivos que antes estaban en equilibrio ahora intenten sobrevivir haciendo sus nichos de vida y obteniendo sus alimentos en los cultivos introducidos. O en otras palabras, al erradicar la flora nativa, compuesta por bosques de múltiples y diversas clases de plantas de todo tipo de géneros y de especies, y establecer monocultivos, a los organismos vivos del suelo y de los bosques, no les queda otra opción que adaptarse para sobrevivir anidando y/o comiendo las plantas introducidas. Lo que para el humano es por supuesto indeseable, y percibiendo la fauna nativa de los ecosistemas alterados como enemigos de sus cultivos, cosa que lo lleva a la funesta decisión de usar plaguicidas para “combatirlos”. La plaga, entonces, por deducción no es el insecto o gusano como tal, sino cuando sus poblaciones se salen de control para el ser humano, y esto no por elección de los “bichos” sino por las malas prácticas destructivas de agricultores y ganaderos.

Agrega el Zoot. Michael Rúa Franco que: “No podemos llamar PLAGAS a los seres vivos que habitan un determinado ecosistema, solo por el hecho de vivir en nuestros cultivos y nutrirse de ellos. Somos los humanos los que los hemos obligado a eso, al erradicar su hábitat o nicho y su alimento originales. No fueron ellos los que invadieron nuestros cultivos, fuimos los humanos quienes establecimos nuestros cultivos y ganaderías en los hábitats o nichos de vida de ellos, y quienes erradicamos sus fuentes de alimento para convertirlos en monocultivos que ahora es lo único que les sirve de hospedaje y comida para poder subsistir. Y como es apenas lógico, estos organismos que ahora se escapan de todo control biológico/natural, por quedarse a vivir en un ecosistema DESEQUILIBRADO, se les va a considerar como plaga.

De modo que si queremos conseguir que dejen de ser plaga, tendremos que cambiar de manera radical nuestro concepto de agricultura, creando condiciones de vida a todo nivel que lleguen a ser lo más similares posibles a aquellos bosques de flora y fauna de generosa diversidad para que la cadena trófica se equilibre de nuevo. De ahí que desde Cultura Empresarial Ganadera Internacional seamos tan incisivos en que el concepto de ganadería del presente y hacia el futuro tiene que ser tendiente hacia el establecimiento de sistemas de Silvo Pastoreo Racional Voisin (pastoreo controlado en ecosistemas lo más arborizados posible y permitiendo el desarrollo de toda clase de vegetación).

Insectos y gusanos más comunes en los pastizales…

Tenemos entre estos a los insectos que normalmente pertenecen al orden Lepidoptera y/o Spodoptera y a la familia Noctuidae o las comúnmente conocidas como polillas nocturnas. Siendo el estado larval el causante del daño, los cuales se presentan después de los veranos prolongados. Dentro de este grupo se consideran como plaga severa el comúnmente llamado falso medidor de los pastos (Mocis latipes).

Resultado de imagen de mocis latipes ciclo

Imagen por cortesía de EMBRAPA

En la imagen de EMBRAPA (Empresa Brasilera para las Pesquisas Agropecuarias), algunas de las Orugas defoliadoras más representativas para la agronomía: Pseudaletia sequax – Spodoptera del trigo en estado adulto o mariposa (a) y en estado de oruga (b); Spodoptera frugiperda o Gusano soldado militar (c) y Oruga de los pastos Mocis latipes (d)

Gusano “falso medidor” de los pastos

El falso medidor de los pastos (Mocis latipes) es una especie de origen tropical que se reproduce fácilmente donde hay alta humedad y abundancia de alimentos (de preferencia gramíneas). Se le llama falso medidor por su aparente similitud con el gusano medidor de la Col (Trichoplusia ni), aunque este también se ha reportado en pastos, es menos común, el daño se diferencia del falso medidor por la irregularidad en que consume el follaje, además sus larvas son de color verde claro con una o dos rayas longitudinales blancas.

Mocis latipes  se caracteriza por consumir follaje principalmente de gramíneas, aunque tiene preferencia de unas sobre otras. Debido a que se presenta de forma esporádica, en altas poblaciones, su acción es devastadora y consume toda la lámina foliar excepto la nervadura central. Los primeros ataques surgen poco después del comienzo de las lluvias y dura hasta el final de éstas. En época seca puede encontrarse en el potrero sin causar daños apreciables. Bajo suministro de riego la plaga puede encontrarse todo el año.

Falso medidor

El falso medidor de los pastos se encuentra distribuido desde México, Centroamérica, y hasta Argentina (prácticamente todo el continente). En Brasil se reportó en cultivos de maní, arroz, caña de azúcar, maíz, sorgo, alfalfa, y gramíneas forrajeras. Existen además numerosas plantas que hospedan el insecto tales como: arroz, avena, caña de azúcar, las gramíneas Digitaria decumbens, Pennisetum purpureum, Andropogon bicornis, Paspalum dilatatum, entre otros, y en malezas como la A. bicornis y panicum rudgii.

Dado que Cultura Empresarial Ganadera Internacional es una red de profesionales con presencia en 8 países (México, Nicaragua, República Dominicana, Costa Rica, Panamá, Venezuela, Colombia y Ecuador), y que además asesoramos a distancia (por medios electrónicos o virtuales) a ganaderos de estos y casi todos los demás países del continente de América en sus proyectos de Ganadería Racional, estamos en plena capacidad de dar fe de que hay temporadas del año coincidiendo con el inicio de las temporadas de lluvia de cada país, en las cuales en simultánea comenzamos a recibir reportes de casos de los ganaderos que asesoramos desde varios países diferentes, lo que corrobora la presencia de este gusano en casi todo el continente, y también, que es justo al inicio de las temporadas de lluvias en las que invade el gusano. Esto, desde luego, nos ha permitido suponer que por evidencia y uso de la razón, hay algo que ocurre en la época de lluvias que no ocurre en la época seca, y esto es un alto flujo de savia en las plantas, que por supuesto está cargada de nutrientes solubles, y esto atrae los insectos y gusanos para que se aprovisionen de comida.

Por supuesto, no estamos descubriendo con esto nada nuevo, puesto que este fenómeno no es otra cosa que la ocurrencia cíclica de la denominada TROFOBIOSIS que definiera en el siglo pasado el científico Francés, Francis Chaboussou. Y ha sido el profesor y Doctor en Agronomía experto en Pastoreo Racional Voisin (PRV), Luiz Carlos Pinheiro Machado de Brasil, quien en su libro sobre PRV expusiera por primera vez en relación con el cultivo de pastos y forrajes para la ganadería, el concepto de trofobiosis. En su libro, Pinheiro advierte que el uso de fertilizantes sintéticos incrementa el flujo de nutrientes solubles en la planta, en su savia, y a su vez esto bloquea la proteosíntesis natural de las plantas (si estamos aplicando nitrógeno artificial, la planta deja de producir el nitrógeno natural), con la indeseable consecuencia de que al no haber síntesis de proteína natural, la planta entra en desbalance, se altera negativamente su sistema natural de defensas (autoinmunidad deficiente), y se torna sumamente vulnerable al ataque de insectos y gusanos que han sido atraídos a ellas por el alto flujo de nutrientes solubles. Entonces, si bien es cierto que por naturaleza la trofobiosis va a ocurrir cíclicamente, en concordancia con los ciclos de lluvia/sequía del trópico y subtrópico en el continente, si las plantas no han sido fertilizadas ellas van a tener mejor resistencia natural a la invasión de insectos o gusanos (lo que no significa que el “ataque” no sea perjudicial), que si además este cuadro se ve agravado por el uso de fertilizantes químicos, que en muchos casos es la solución a la que recurren muchos ganaderos y agricultores para poder controlar este problema. Y si además, en temporada seca le ponemos riego a los cultivos, la vulnerabilidad será permanente los 365 días del año.

Ciclo de vida del “falso medidor”

Su ciclo biológico tiene metamorfosis completa de 4 semanas aproximadamente, formada por los estadios de huevo, larva, pupa y adulto. El estadio de huevo tiene una duración de 4 a 5 días; el de larva de 14-21 días, el de pupa de 5-10 días y el estadio de adulto 6-19 días.

Los adultos ponen sus huevos de forma aislada sobre el envés de las hojas de las gramíneas durante los primeros 8 días de los 15 días que viven los adultos. Los huevos eclosionan y surgen las pequeñas larvas. Estas tienen un desarrollo lento durante los 5-10 días de vida, a partir del cual se incrementa la velocidad de crecimiento, demandando gran cantidad de alimento, exclusivamente hojas, por lo que los síntomas del daño son fácilmente apreciables.

 

Las larvas por lo general tienen coloración verde oscura con rayas longitudinales castaño oscuro, separadas por bandas amarillas, se desplaza arqueandose y come de los bordes de la hoja hacia la nervadura central, pueden medir hasta 50 mm, pasan por 7 a 8 estadios. Empupan en un capullo envuelto en el follaje, estos son de color café oscuro, alcanzan su adultez a los 15 días de empupar, de donde emerge una palomilla que mide entre 35-40 mm de envergadura, de hábito nocturno; durante la noche los adultos inician sus movimientos cerca de la planta seleccionada para su alimentación, oviposición y apareamiento. Cuando las poblaciones son bajas, las hembras ovipositan en el envés de la hoja cerca de la vena central; cuando la densidad es alta, el sitio de oviposición es generalmente sobre toda la planta y prácticamente sobre el follaje de todo tipo de plantas silvestres.

Imagen relacionadaMocis laseptis - Marcos Navarrete 2014Resultado de imagen de mocis latipes ciclo

Los ataques surgen en grupos que avanzan hacia nuevas áreas y en todas direcciones. Las larvas son más voraces cuando alcanzan una talla de 3.0-3.5 cm. Los ataques masivos de Mocis, se producen con periodicidad de dos a tres años, donde ocasionan daños severos. Se ha comprobado que las pérdidas de forraje verde en pasto Estrella (Cynodon nlemfuensis Vanderyst) pueden sobrepasar el 50% cuando se producen ataques de 10 larvas/m2, siendo la hoja la parte más afectada. En brotes masivos puede encontrarse hasta 300 larvas/m2.

Manejo y control de la plaga

Quizás no existe otro grupo de plagas de los pastos que posea tantos enemigos naturales como esta, el falso medidor reporta más de 30 especies que lo controlan por naturaleza (predadores); tiene varios tipos de parásitos entre los cuales se encuentran varios tipos de Nematodos, Hongos y Bacterias que usan a Mocis latipes en varias de sus etapas como hospedero ó alimento para desarrollarse, tal es el caso de algunos tipos de avispas ó algunas especies de nematodos que viven y se alimentan del cuerpo del gusano, de sus huevos, y de las polillas. Esto sin mencionar predadores y patógenos que resultan positivos para el control biológico en los ecosistemas silvestres.

Imagen relacionada

Por tanto, es importante realizar un manejo holístico de parásitos, que nos ayude a equilibrar poblaciones y a potencializar el control natural, aprovechando la vasta gama de enemigos naturales. Para lo cual, es importante integrar diferentes estrategias, en especial de prevención o saneamiento, para mantener niveles poblacionales por debajo del Umbral Económico. Para ello es necesario empezar por identificar al insecto o gusano en este caso, así como el ciclo vital de este o estos, y de sus antagonistas naturales, como también las condiciones que el lugar ofrece para proliferar/controlar las poblaciones, y determinar hasta qué nivel de afectación-población nos causa pérdidas a nivel económico en nuestro negocio. Aclarando que hacer intervenciones cuando los niveles poblacionales no está causando pérdidas, es desperdiciar recursos y anticiparnos a la acción de la naturaleza.

Resultado de imagen de manejo integrado de plagas control biologico

Entonces, se diseñan las estrategias de manejo, y para ello es necesario tener umonitoreon diagnóstico detallado del lugar: el estado del pasto, los recursos que se tienen y que se pueden usar para el manejo, las prácticas culturales y demás que nos puedes ayudar en el control. Además, se debe hacer un muestreo para evaluar la población contando el número de larvas por metro cuadrado para determinar el nivel de daño. Teniendo en cuenta que el objetivo de un control-intervención es mantener niveles poblacionales aceptables, para esto es necesario mantener constante monitoreo.

Una vez que un potrero es atacado y tenemos niveles poblacionales de impacto económico, lo mejor es aplicar un control biológico de plagas que a su vez es holístico, es decir, incluye el factor pasto, manejo del pasto, insecto, tipo de pastoreo y animal que va a pastorear.

Algunas recomendaciones para controlar la proliferación de plagas de manera biológica y holística son:

  • Pastorear adecuadamente, con la carga animal recomendada, con cosechas profundas, con el fin de evitar plantas hospederas, evitar el acolchonamiento de pastos y dejar a la intemperie a los insectos plaga, favoreciendo el trabajo del ambiente y de los enemigos naturales.
  • Tener en cuenta que las plantas también tienen sus propios sistemas de defensa, para lo cual debemos procurar y favorecer que se mantengan sanas y bien nutridas.
  • Utilizar productos biológicos (humus, purines, repelentes, alelopatía, etc) como herramienta primordial en el manejo de la pastura.
  • En el control biológico se pueden utilizar también los hongos entomopatógenos como el Bacillus thuringiensis.

Con respecto al uso de productos orgánicos o naturales es importante enfatizar en que esta es una alternativa que nos permite en primera instancia fortalecer la planta gracias al aporte de nutrientes. También, nos podemos apoyar en las propiedades insecticidas que nos ofrecen algunas plantas medicinales, tales como: Neem, Madero negro, Salvia Amarga, Barbasco, Tabaco, Penca, Botón de oro, entre otras. También podemos hacer uso de repelentes naturales: Ajo, Chile picante, Cebolla, zacate de limón, Juanilama, romero, menta, Etc. Todas estas plantas se pueden procesar fermentándolas para extraer las sustancias activas que van a controlar/repeler la plaga. Sin embargo, también hay que hacerlo holísticamente, y con mucho cuidado, porque el uso indiscriminado de los mismos también puede afectar fauna benéfica.

urge-cambio-plaguicidas

Por último, siempre debemos tener el control químico como último recurso. Ya que el impacto en la Biocenosis, en el ambiente y sobre todo dejando residuos en los alimentos que afectan la salud animal o humana, puede resultar aún más contraproducente que la misma plaga. Esto porque los productos de síntesis química dañan organismos vivos de la fauna de los diferentes ecosistemas que no son plaga, y que por tanto, estamos desequilibrando el ecosistema y dejándolo aún más susceptible, sin mencionar los efectos en la salud humana, animal y medioambiental.

Referencias Bibliográficas

  • CIAT. 1981. Falso Medidor de los pastos, Mocis latipes Guenné (Lepidotera: Noctuidae), plaga esporádica en Carimagua. Calderón, M., Varela, F., y Quintero, E. pastos tropicales Bol. Inf. No 4, Agosto. Calí (Col)
  • Gonález, M. 1995. Suceptibilidad de Mocis latipes (Guenée) (Lepidoptera: Noctuidae), al nematodo entomopatógeno Heterorhabditis bacteriohara poinar (Rhabditida: Heterorhabditidae). Tesis: presentado como requisito para obtener el grado de Maestro en Ciencias. Universidad de Colima.
  • Gómez L. y Lastra B. 1995. Insectos asociados con la caña de azúcar en Colombia. Cassalet D., Torres A. Y Isaacs E. 1ª ed. Cali (Col): Cenicaña. 263 p.

 

Autores:

Oscar Jiménez y Marybell Muñoz

Ingenieros Agrónomos

Cultura Empresarial Ganadera Internacional

Sede Costa Rica

CEG Interactivo: Si aprovechaste y/o te gustó esta información, no te la quedes para ti nada más. Envíalo a tus amigos, conocidos y colegas Ganaderos o compártelo en tus redes y/o chats para que también la aprovechen. Y si tienes consultas, o comentarios, agradecemos que los dejes publicados a continuación para que podamos ayudarte a solucionar dudas o inquietudes.

About the Author Ing. Agr. Marybell Muñoz

Ingeniera Agrónoma de la Universidad EARTH de Costa Rica, Técnico especialista en Ganadería Racional (Pastoreo Racional Voisin)

2 comentarios

  1. buen boletín, quisiera saber cual es la dosis de Bacillus thuringiensis que puedo utilizar para realizar un control efectivo del falso medidor. han probado el uso de Metharrizium anisoplae? para el control de esta plaga.

    Me gusta

  2. Buen día estimada Beatriz muchas gracias por su comentario. Las dosis de estos controladores dependen del fabricante, las presentaciones y concentraciones que ellos manejen.

    Para el control de falso medidor el hongo metharrizum funciona muy bien. Para mejores resultados es bueno usarlo como un producto orgánico, usando equipo, utensilios y materiales libres de agrotóxicos…saludos!

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.