Herramientas para la Gerencia del Negocio Ganadero

Llega el Miércoles de Administración con CEG Internacional, y aquí estamos de nuevo propiciando un espacio de continua contribución para toda la comunidad ganadera con temas de actualidad y utilidad para los productores. El tema de hoy invita a reflexionar sobre el presente socio-económico-ecológico del sector ganadero y lo que se viene a futuro en cuanto al rol que deben desempeñar los productores agropecuarios, y especialmente sobre como irnos preparando para ello…

Los negocios ganaderos no son estáticos, son dinámicos. Esto significa que no se estancan sino que evolucionan todo el tiempo, tal y como lo hace también la demanda y oferta de alimentos de origen animal en el ámbito mundial. Sin embargo, no ocurre lo mismo con muchos de los productores ganaderos, que a pesar de la evolución del mercado mundial de alimentos de origen animal, permanecen estáticos, es decir, que sus metodologías de producción se quedaron estancadas, y en consecuencia, también sus resultados de productividad y rentabilidad, produciendo con tecnologías del siglo pasado (XX o anteriores), estando ya en pleno siglo XXI.

Así mismo, la administración de empresas y de negocios está en constante progreso y transformación, para poder contar con soluciones a las necesidades de la humanidad en todo sentido y en todo momento. Y la ganadería, por supuesto, por su importante rol para satisfacer los requerimientos de la humanidad en materia de alimentación y de nutrición (Seguridad Alimentaria Mundial), debe ser administrada con la mente, criterio y cultura de un buen empresario e inteligente y estratégica persona de negocios.

registros-jlgc-080217-encabezado

Cada día nacen más personas en el mundo (210.000 aprox.), para un crecimiento de la población mundial de 75 millones al año en promedio. Automáticamente esto supone la necesidad de producir más alimentos día a día, año a año. Pero, en contraste, cada año hay menos tierras productivas ya que los centros urbanos crecen y se expanden ocupando áreas de gran fertilidad y productividad, y por otro lado, los efectos del cambio climático y del uso de la tierra para producción intensiva implementando tecnologías de producción agresivas han causado degradación y desertización de tierras. Si bien es cierto que a pesar de esto es probable que la tierra productiva no escasee a nivel mundial, si es una realidad que será la causa de dos posibles acontecimientos:

1.- Que los productores que van siendo desplazados por la expansión de las urbes hacia el campo convirtiendo tierras productivas en residenciales e industriales, probablemente no se reubiquen ni se mantengan en la actividad agropecuaria ya que esta expansión también implica un mayor costo de la unidad de tierra y menos accesibilidad a la misma para seguir destinándola a producción agrícola o pecuaria, o simplemente no tendrán cómo seguir invirtiendo en ello

2.- Que las tierras más fértiles y/o aquellas que son trabajadas por productores que no son eficientes, se queden en poder de grandes empresarios y/o sociedades comerciales con mayor poder adquisitivo, no siempre interesados en desarrollar negocios agropecuarios (o ganaderos específicamente) en dichas tierras, y/o se quedarán en manos de productores más eficientes

En síntesis, lo que se quiere expresar con esto es, que en la medida que nacen más personas aumenta la demanda por alimentos, pero la competencia por las tierras productivas también crece proporcionalmente porque más habitantes también impulsan una mayor expansión de las urbes y aceleran la degradación de las tierras en el afán de producir más alimentos con tecnologías de producción cada vez más intensivas, agresivas y contaminantes, a parte de las complicaciones propias que impondrá la naturaleza dadas por consecuencia de los efectos que todo esto tiene sobre el cambio climático (calentamiento global, efecto invernadero, fenómeno del niño y sequías, fenómeno de la niña e inundaciones, etc.).

Así mismo, hay que considerar el conflicto entre humanos y animales, ya que casi por causa de estas mismas situaciones, competiremos por el alimento (en especial por los cereales y demás cultivos de los que se producen las materias primas para producir los alimentos balanceados para la nutrición animal), el combustible estará cada vez más escaso, el agua también, y en general, todos los insumos requeridos para producción animal seguirán teniendo, como hasta ahora, una tendencia a seguir subiendo de precio mientras que la mayor competencia en el mercado de alimentos a consecuencia de las políticas de globalización de mercados causan un estancamiento o tendencia a que el precio que se le paga al productor local sea más bajo, ya que la agroindustria preferirá importar materia prima de bajo costo que comprarle a los productores de su país a un precio mayor, pues para la agroindustria, igual que para el productor, mientras más ganancias se obtengan y más rentable el negocio, mejor.

Y, esta relación inversa entre la tendencia a que cada vez sea más costoso producir un kilo de carne (o un litro de leche) y la tendencia en simultánea de que los precios de los productos se mantenga igual o con tendencia a la baja, resulta por supuesto fatal para todos aquellos productores que no han desarrollado la capacidad de producir en sus ganaderías el volumen de producto suficiente para ser solventes económicamente. Así es como estos productores se verían presionados a liquidar sus ganaderías, y vender sus tierras o destinarlas a otros usos, incluyendo los no agropecuarios. Por eso es que me atrevo a afirmar que:

“La ganadería como tal no se acabará, ni desaparecerán todos los ganaderos; lo que ocurrirá en los años venideros es que los productores que si desarrollen la capacidad de ser suficientemente eficientes en el uso de cada unidad de tierra en su poder o bajo su administración, terminarán absorbiendo a los menos eficientes.

La práctica de la ganadería será entonces cada vez más compleja y exigente, y por ello se requiere de una generación de ganaderos que se hagan conscientes de no seguir en la actitud de finqueros y adoptar aquella actitud y mentalidad de empresarios capaces de evolucionar y hacer evolucionar sus negocios ganaderos.

gerencia-eficiente-minagricultura

Ser productores eficientes no será entonces para los que quieran, sino una obligación para todos los que deseen mantenerse en el negocio, y para hacerse eficientes se hace necesario pensar y actuar como Gerentes y desempeñar tal rol con excelencia, de tal modo que la administración de sus empresas ganaderas logre desencadenar toda una avalancha de motivaciones en sus empleados para que así, todo el recurso humano de la empresa ganadera bajo su dirección y liderazgo pueda conseguir todas las metas u objetivos que se propongan para ponerse a tono con las necesidades de la humanidad o por lo menos del público que hace parte de su mercado potencial.

La Gerencia y/o Administración Eficiente, entonces, implica crear y establecer para cada negocio las siguientes herramientas administrativas:

1.- Ser un excelente Gerente. Infinidad de estadísticas demuestran que muchos negocios buenos se van a la quiebra por falta de una buena Gerencia. Muchísimos dueños de finca son ganaderos “a distancia”, porque tienen ocupaciones de otra índole en las ciudades. Hay quienes dicen que un ganadero a distancia siempre lleva las de perder, y en muchos casos eso es cierto, pero esto se puede anular o mitigar con planeación y monitoreo Gerencial.

Si usted solo puede ir a su finca una vez por semana (o quincenal o mensualmente), lo que usted necesita es olvidarse de seguir haciendo visitas “de paseo trabajado”, y convertirse en un autoevaluador (auditor interno) de sus propios procesos a todo nivel en cada visita a su ganadería, con un estricto sentido autocrítico que le permita tener el debido progreso en todo lo que se proponga como meta, tanto en el corto plazo, como en el mediano y largo plazos, ejerciendo así un apropiado autocontrol de su rol gerencial, y desde luego el debido monitoreo y control sobre sus empleados, para que estos no puedan imponer su mal acostumbrada actitud generalizada de hacer las cosas a su manera, simplemente porque usted no les dará esa oportunidad. ¡Así es como actúan los Gerentes!

2.- Economía y Alianzas Estratégicas. Cree y desarrolle estrategias y herramientas con las que pueda usted conseguir hacer más amplia la diferencia entre Ingresos por Ventas (de productos principales y de productos marginales) y los Costos o Gastos inherentes a la producción ganadera en su negocio particular, logrando de esta manera el máximo resultado de rentabilidad positiva a su favor.

3.- Gestión Financiera. Cree y desarrolle estrategias y herramientas para el manejo de las finanzas de su negocio ganadero, así como para la gestión y consecución de recursos para financiar su proyecto productivo.

4.- Mapas de Procesos. Créelos y desarróllelos como herramienta para la calificación y clasificación de los procesos y de los recursos de su empresa ganadera a todo nivel, para una ágil y rápida identificación de deficiencias, ineficiencias, problemas y demás coyunturas o cuellos de botella, que deban ser mejoradas para así poder optimizar y llevar al mejor nivel de eficiencia posible sus resultados en productividad y rentabilidad.

indicadores-jlgc-encabezado

5.- Planeación Estratégica. Esta es, sin duda, una herramienta fundamental. Le permite a usted contar con un mapa de ruta para dar a cada día el paso correcto y necesario para avanzar hacia las metas propuestas, sin desviar el rumbo y sin perder el enfoque. Consiste en hacer la planeación y ejecución del trabajo en el corto, mediano y largo plazo, con indicadores de gestión y progreso claramente definidos para la ejecución del mismo, y con base tanto en las metas globales como en los objetivos específicos, detallando las respectivas acciones preventivas y correctivas a que dé lugar el mapa de procesos, y en especial, cuando no se están consiguiendo estas metas u objetivos (si es que su ganadería ya está en marcha y lo que desea es mejorarla continuamente).

Este plan estratégico además le permite a todos sus empleados estar perfectamente alineados con todas sus pretensiones gerenciales y ejecutarlas tal y como usted mismo las ha diseñado. Si en toda la estructura de su negocio ganadero, ni usted ni sus empleados tienen claramente definidas, entendidas e interiorizadas las metas y los objetivos, y como desarrollar su trabajo para poder alcanzarlas, entonces todos se la pasarán improvisando y perdiendo tiempo, recursos y dinero.

6.- Estructura Empresarial. Cree y desarrolle estrategias y herramientas para la organización del recurso humano, delegación de responsabilidades que sean específicas, e implementación de estrategias de medición, análisis y diagnóstico periódico, y la construcción de indicadores de gestión y desempeño eficiente, efectivo y eficaz.

7.- Negocios Sostenibles y Sustentables. Cree y desarrolle estrategias y herramientas tecnológicas modernas e innovadoras que permitan a la empresa ganadera lograr maximizar su productividad y su rentabilidad en perfecta armonía con el ecosistema en el que se llevan a cabo las actividades agropecuarias inherentes al negocio y obtener productos mejor apreciados por el consumidor.

8.- Desarrollo Estratégico Gerencial. Cree y desarrolle estrategias y herramientas para el monitoreo y mejoramiento continuo, para apoyarse a usted mismo en el desempeño idóneo de su rol gerencial, más aún, cuando no dispone de mucho tiempo para dedicarle a su empresa ganadera.

gerencia-eficiente-ica

9.- Grupos de Gestión. Es la herramienta que le permite conectar su ganadería con otras similares, así como para intercambiar sus conocimientos y experiencias con los de otros gerentes como usted, y convertir este insumo en una estrategia de mejoramiento continuo (Grupos de gestión = Nodos o Redes Gerenciales).

Si usted quiere ser un productor eficiente, no se le puede dar lo mismo si ocupa 2 Ha para mantener 1 cabeza de ganado (0,5 cabezas/Ha) y producir 3,5 Kg/Ha/mes que tener una carga de 5 cabezas/Ha y producir en esas mismas 2 Ha un mínimo de 70 Kg/Ha/mes (son 66,5 Kg de carne más por cada hectárea en uso ganadero). En la medida que usted logra producir más por cada unidad de tierra, y a menor costo, se aproximará más a la meta de eficiencia más alta que sea posible lograr para su negocio ganadero en particular.

Y si usted quiere o necesita ser más productivo (alcanzando metas como estas), para poder ser a la vez más rentable (ganando más dinero), usted no se puede dar el lujo de menospreciar y no acoger estas herramientas que aquí hemos listado.

Olvídese definitivamente de manejar su negocio ganadero como finquero, y dé el paso definitivo para convertirse en un Gerente Ganadero haciendo una Administración Eficiente, y a su ganadería convertirla en una verdadera Empresa productiva, rentable y competitiva, desde la cual contribuya con el planeta y con la humanidad, en materia de calidad de vida, de seguridad alimentaria, y de producción ambientalmente responsable y solidaria.

En caso de requerir asesoría para el diseño de su Plan Estratégico Gerencial, recuerde que estamos a su servicio a través de la modalidad de asesoría a distancia (para ganaderos de cualquier país) o presencial en 8 países de América Latina. Contáctenos (clic aquí)!

CEG Interactivo: Si aprovechaste y/o te gustó esta información, no te la quedes para ti nada más. Envíalo a tus amigos, conocidos y colegas Ganaderos o compártelo en tus redes y/o chats para que también la aprovechen. Y si tienes consultas, o comentarios, agradecemos que los dejes publicados a continuación para que podamos ayudarte a solucionar dudas o inquietudes.

 

About the Author Zoot. Esp. Michael Rua Franco

Zootecnista (Universidad de Antioquia) Especialista en Nutrición Animal (U.D.C.A.) Experto en Ganadería Racional/Ecológica

One comment

  1. Excelente este aporte y hay que ser productores ganaderos con vision, con cambio de mentalidad, empresarios, el manejo de indicadores es clave, levantar procesos, mirar cada UA(Unidad Animal) = UEN(Unidad estrategica de negocio). Cambiar el shif

    Saludos Jorge Alzate

    Le gusta a 1 persona

Los comentarios están cerrados.