Herramientas para la Gerencia del Negocio Ganadero

 

Hoy es Martes de Zootecnia en CEG Internacional, y lo aprovecharemos para dar respuesta a una de las consultas más recurrentes que recibimos por parte de los ganaderos en general, relacionada tanto con los sistemas productivos en los que se tiene el interés de implementar la tecnología de Pastoreo Racional Voisin (PRV), como también de otros sistemas de pastoreo en el propósito de aplicar un mejor manejo de pasturas en todo caso:

¿Cuántos potreros debería hacer para mi proyecto ganadero y de qué tamaño los debo hacer?

Quiero comenzar exponiendo una observación que muy frecuentemente encontramos al interactuar con los ganaderos que acuden a nuestros servicios de capacitación y/o asesoría. Esto es algo que honestamente hace muy poco tiempo entendí (siempre se me dificultó encontrar explicación para esta observación). Cualquier cantidad de ganaderos nos dicen tener en su ganadería un PRV en marcha, según ellos, porque todos sus potreros miden 1 Ha (este es un típico caso en el que el ganadero, y hasta en un sinfín de casos quien los asesoró para diseñar y ejecutar su proyecto, han interpretado y concluido por sí mismos, pero equivocadamente, que lo que determina que un proyecto de pastoreo cualquiera sea acorde con la Tecnología de Voisin es en sí el tamaño de las parcelas). ¿Por qué creemos y decimos que esta interpretación es equivocada o errónea?…

Para dar respuesta a esta pregunta, ineludiblemente acudiré a lo aprendido del fundador de las Leyes Universales del Pastoreo Racional, el físico-químico francés y doctor honoris causa en Medicina Veterinaria, André Marcel Voisin.

Todo Sistema de Pastoreo, sea o no diseñado para implementar PRV, pero que pretenda lograr un eficiente manejo de las praderas de pastoreo para uso ganadero, debe estar regido por las leyes del pastoreo racional, o al menos consciente de ellas (si no las cumple, estas, inevitablemente se cumplen queramos o no, pero en su contra; es decir, quien las cumple logra hacer más eficiente su pastoreo, mientras el que no las cumple con seguridad está teniendo un pastoreo ineficiente)

ivermectinas-prv-santa-catarinaPastoreo Racional Voisin (PRV) con vacunos lecheros en Brasil – Archivos CEG

 

El tamaño de las parcelas, una tendencia natural…

La verdad sea dicha: casi todos los ganaderos, y no exagero con la medida, preguntan primero que todo por el tamaño de sus potreros, mientras casi ninguno, y tampoco exagero, preguntan por el número. Esta es una tendencia natural, y no es solo de ahora, tal vez sea de siempre, al menos, así lo ha sido desde que incursioné en este ámbito de la ganadería, y mientras más ganaderos he conocido (que por las conferencias, cursos y demás actividades que realizamos año a año los cuento por miles), más lo reafirmo. Y así también nos lo dejó ver Voisin, fundador de la tecnología PRV (lo podemos leer en el siguiente párrafo). Ah, y dicho sea de paso, no solo es una tendencia natural en los productores ganaderos, infortunadamente también lo es en los profesionales de las diferentes Ciencias Agrarias que se desempeñan en el sector ganadero (pero no es su culpa, en la academia no nos prepararon para esto, sino para métodos más comerciales y económicamente convenientes para la agroindustria en pleno).

El Número de parcelas es lo más importante…

En su libro: Productividad de la Hierba, Voisin consigna esta anotación:

“El agrónomo o agricultor que establece un plan de pastoreo racional se suele preocupar sobre todo de la superficie de las parcelas (tamaño) y de la carga instantánea de ganado (número de cabezas de ganado que van a ocupar el potrero). Sin embargo, lo que realmente se debe determinar (primero) es el número de parcelas que para un tiempo de estancia determinado permita obtener el tiempo de reposo necesario*… El tiempo de reposo depende, ante todo, del tiempo que transcurre entre dos desplazamientos sucesivos del rebaño (o sea, entre dos ocupaciones sucesivas de cada parcela, tiempo que pasan los potreros sin ganado). El tiempo de estancia de un grupo representa el tiempo que media entre dos avances sucesivos del rebaño (o sea, entre la entrada del ganado a la parcela y su posterior salida del mismo)”

*Cuando Voisin en esta anotación se refiere a “tiempo de reposo necesario”, en su libro redactó literalmente estas palabras: “el tiempo de reposo necesario a principios o a mediados de verano”. En realidad Voisin estaba queriendo indicar que debemos asegurar que la comida del ganado que vamos a producir en los potreros diseñados sea suficiente para la época en la cual las tierras de una determinada región tienen su más baja productividad de todo el año (a las cuales les denominamos temporadas críticas o de escasez de forraje), que para el caso de Voisin en Dippe, Normandía, Francia (zona costera al Norte del país) correspondía a la época de inicio o mediados del verano, que suele ser la época más soleada y seca, pero a la vez fría –frentes fríos que vienen del Polo Norte–,  de todo el año para los países del Hemisferio Norte del Planeta Tierra; mientras en los países del Trópico y Subtrópico, el verano corresponde a la época más soleada, seca y calurosa de todo el año. Sin embargo, hay regiones específicas donde la escasez de forraje no ocurre en pleno verano, sino en las épocas de intensa lluvia, siendo esta su temporada más crítica para abastecer de suficiente comida a su ganado.

tamano-potreros-sequia-gr-cortesia-daniel-valerio-chileIzq. Pastoreo Racional (Holístico) en sequía – Der. Pastoreo convencional en sequía | Foto: Daniel Valerio (Chile)

…debemos asegurar que la comida del ganado que vamos a producir en los potreros diseñados sea suficiente para la época en la cual las tierras de una determinada región tienen su más baja productividad de todo el año

En consecuencia, Voisin, aunque fue literal para referirse a su caso en particular, de fondo no estaba queriendo decir que en todas las ganaderías se debía diseñar el proyecto de división de potreros con base en la temporada de verano como tal, sino en la temporada que para cada caso en particular sea la más crítica (la de mayor escasez) para producir la comida suficiente para el ganado. Y esta es la clave: si hacemos la cantidad de potreros necesaria para que dispongamos de comida suficiente para la época más crítica del año, en simultánea estamos garantizando que durante las demás temporadas del año (no críticas) produciremos excedentes de comida (potreros completos que sobran), que deberían ser cosechados en todo caso en su punto óptimo de cosecha para almacenar (heno, henolaje, silaje) y luego usarla ante algún caso de déficit en la oferta (esto es porque por más previsivos que seamos, los proyectos PRV se diseñan para temporadas críticas históricamente y estadísticamente normales, pero ante los avances degenerativos del Cambio Climático, se pueden estar presentando épocas más secas o más lluviosas de lo normal, tanto en intensidad como en duración, y esto puede enfrentarnos “inesperadamente” a un desacople entre la demanda de comida y la oferta de la misma disponible en los potreros, que podremos compensar perfectamente con los excedentes de comida almacenados, que se hayan producido en las épocas no críticas).

¿Cuál debe ser el tamaño de las parcelas o potreros?

El tamaño de cada división (parcela o potrero) del terreno destinado al proyecto podemos determinarlo a través de una ecuación muy, pero muy simple, y casi obvia:

Tamaño de las parcelas = Área total para el pastoreo (en m2) ÷ Número de parcelas

Supongamos que disponemos de 100 Hectáreas para el pastoreo  (esto equivale a 1.000.000 de metros cuadrados, ya que cada 1 Ha es igual a 10.000 m2), y que hemos determinado previamente que necesitamos dividirla en 100 parcelas, tendríamos que:

Tamaño de las parcelas = 1.000.000 m2 ÷ 100 parcelas = 10.000 m2 (1 Ha)

¿Cuál debe ser el número de parcelas o potreros?

Como resulta evidente, aunque el ganadero (y hasta los profesionales) por tendencia natural lo que primero nos intriga es saber que tamaño darle a nuestras parcelas de pastoreo, se necesita definir primero el número de parcelas necesarias. Voisin lo dejó muy claro, y lo resumió en una frase trascendental que nos dejó como legado:

“Es el <<NÚMERO>> y no el tamaño de las parcelas, la base de todo plan de PASTOREO RACIONAL”

Para determinar la cantidad de parcelas en las que debe ser dividido un proyecto de pastoreo más eficiente de lo acostumbrado (que finalmente es lo que justifica hacer el cambio), trabajamos de acuerdo con el cumplimiento de las Leyes del Pastoreo Racional, con la ecuación que determinó el mismo Voisin:

Número de potreros = [Tiempo óptimo de reposo ÷ Tiempo de ocupación] + Número de grupos

Donde,

Tiempo óptimo de reposo: Corresponde al número de días que transcurre entre dos ocupaciones sucesivas de cada parcela (advirtiendo que la clave está en basarse en el tiempo crítico de producción de forraje y no en los tiempos habituales de reposo de las praderas de las temporadas no críticas)

Tiempo de ocupación: Corresponde al número de días que transcurren entre la entrada del ganado a la parcela y su posterior salida del mismo (Voisin, en sus leyes universales del pastoreo racional, establece que en este tiempo lo clave está en anular completamente el sobrepastoreo, indicando que en este sentido aunque para cada parcela o potrero no se debería sobrepasar 3 días de ocupación, los rendimientos tanto del ganado como de la pastura serán máximos si solo permanecen 1 día en cada parcela). En conclusión, este valor siempre deberá estar entre 1 y 3 días, siendo más productivo mientras menos tiempo de ocupación se determine trabajar para cada parcela. De hecho, en Sistemas de Pastoreo Holístico/Regenerativo se suelen usar tiempos mucho más cortos, de 12 horas, 6 horas o hasta 3 horas de ocupación por parcela.

Número de grupos: Corresponde literalmente a la cantidad de grupos en los que queramos dividir el rebaño, entendiendo que estos grupos tendrán que comer en los mismos potreros sucesivamente, es decir, no es que vayamos a repartir las parcelas entre los grupos del rebaño, sino que todos van a tener que usar los mismos potreros, entrando cada uno justo después que el grupo anterior salió del potrero. Dicho de otra manera, si por ejemplo se concentra todo el rebaño en un solo grupo, este grupo come todo el potrero completo, pero si el rebaño se parte por ejemplo en dos grupos, un grupo entra primero y despunta la pradera y cuando este salga, inmediatamente entra el otro grupo a repasar lo que el pasto que dejaron los primeros en la parcela. Por esta razón, no se recomienda trabajar más de tres grupos en una misma rotación de potreros, y mejor si no son más de dos (sería preferible partir el terreno en tantos grupos como se quieran conformar, y a cada grupo diseñarle su propia rotación de potreros por aparte, aplicando para cada subdivisión, las mismas ecuaciones aquí planteadas).

En la experiencia que he acumulado en los años de trabajo continuo de asesorar y apoyar la ejecución de estos proyectos profesionalmente, concluí que la expresión “Número de grupos” debe ser complementada o cambiada por: “Número de parcelas ocupadas en simultánea a diario”. Si lo analizamos bien, lo que importa para la ecuación no es en cuantos grupos quiero repartir mi rebaño, sino cuántos potreros necesito ocupar en simultánea durante una jornada diaria de pastoreo. He conocido muchos casos, que aunque se creen muy seguros de estar aplicando la tecnología PRV en sus ganaderías, incumplen las leyes universales del Pastoreo Racional cuando diseñan un solo módulo de potreros, y el total de potreros diseñados se reparten por sectores para los diferentes grupos incumpliendo los tiempos de reposo (acortándolos más de lo debido) y de ocupación (alargándolos más de lo recomendado, que son 3 días máximo).

Ilustremos con un ejemplo completo:

Realicemos un ejemplo numérico, suponiendo que para una ganadería indeterminada de acuerdo con el tipo de suelo, praderas, patrones de clima y demás factores de influencia, se define que el tiempo óptimo de reposo fuese de 75 días, y que para lograr un rendimiento máximo se decide hacer cambio diario de parcela, así que el tiempo de ocupación sea de 1 día, y que para lograr un pastoreo eficiente, se determina dividir el rebaño solo en dos grupos. Tenemos entonces que:

Número de parcelas (para el caso del ejemplo) =

[75 días ÷ 1 día] + 2 grupos = [75 ÷ 1] + 2 = 75 + 2 = 77 parcelas

 

Si por ejemplo, para este mismo caso se dispone en total de 10 Ha (o sea 100.000 m2) pastoreables para el proyecto, ¿Cuál sería el tamaño que corresponde para las parcelas?

Tamaño de las parcelas (para el caso del segundo ejemplo) =

100.000 m2 ÷ 77 parcelas = 1.298 m2 por cada parcela

 

Y si por ejemplo, se decidiera partir el rebaño en dos grupos totalmente separados, cada grupo del mismo tamaño y en las mismas 10 Ha (destinando 5 Ha para cada grupo), tendríamos:

Tamaño de las parcelas (grupo 1) =

50.000 m2 ÷ 77 parcelas = 649 m2 por cada parcela

Tamaño de las parcelas (grupo 2) =

50.000 m2 ÷ 77 parcelas = 649 m2 por cada parcela

 

La diferencia entre el primer caso (un solo grupo y un solo módulo de potreros) y el segundo caso (dos grupos y dos módulos de potreros por aparte, del mismo tamaño cada uno), es que el primer caso tendrá en total 77 parcelas de 1.298 m2 cada una, mientras el segundo caso tendrá 154 parcelas de 649 m2 cada una. Sin duda alguna, los resultados productivos serán mejores para el segundo caso (el que tiene más parcelas y dos grupos de pastoreo), pero la inversión inicial para instalar el doble de las parcelas será obviamente mayor con respecto al primer caso. Aquí es cuando el ganadero, y nadie más que él, es quien decide cuál de las dos opciones llevar a cabo.

tamano-potreros-proyecto-sprvEjemplo de Arquitectura para un Proyecto SPRV Lechero en 2 módulos – Archivos CEG

 

Aclaro que este ejemplo es solo con efectos académicos, y de ninguna manera significa que deba ser entendido y aplicado literalmente, como si se tratase de norma o ley inmutable. Cada caso, en cada ganadería, será diferente, debido a que múltiples factores hacen que cambien los números usados como ejemplo para ilustrar mejor la aplicación de estas ecuaciones, incluyendo también las decisiones de manejo propias de cada ganadero o que más convengan para cada ganadería

Como podemos apreciar, NO es el tamaño de las parcelas lo que determina si un proyecto de pastoreo corresponde a PRV o no. De hecho, aquellos proyectos que han sido diseñados priorizando el tamaño de las parcelas sobre el número de parcelas, han sido proyectos lamentablemente (lo digo por el productor que lo hizo así) mal diseñados y realizados.

Comencé esta nota indicando que no lograba encontrar una explicación lógica por mucho que le gastaba neuronas a tratar de entender cuando, por qué, y cómo fue que se esparció esta versión de que todos los proyectos PRV debían tener parcelas de 1 Ha, o que toda ganadería que tenía potreros de 1 Ha ya estaba haciendo PRV. Por años trataba de resolver este cuestionamiento y no lo lograba. Hasta que un día, conversando justamente con alguno de los ganaderos que así lo entendía (no era el primero con el que hacíamos el ejercicio de hablar del tema, pero si al primero que se lo entendí clarito), y resulta que, al parecer, debido a que en la Zootecnia usamos como parámetro de eficiencia la expresión de carga animal en términos de “X cantidad de animales por hectárea”, al menos ese ganadero (y de ahí supuse que todos o una mayoría) lo está leyendo literal, es decir, ya que siempre hablamos de 1 Ha como medida de área de superficie paramétrica el ganadero creyó que esta debía ser siempre la medida (tamaño) de sus potreros.

Ejemplo: En PRV hablamos de que la carga animal máxima debe ser de 6 UGM por cada Ha (donde 1 UGM es otra expresión paramétrica de la zootecnia y equivale a 500 kg de peso vivo o peso corporal en pie); como vemos, esta meta de carga animal lleva dos número: 6 UGM y 1 Ha (6 UGM/Ha). Parece ser que los ganaderos piensan que para tener esa carga animal, literalmente debe hacer potreros de 1 Ha. La verdad, al menos para mí, esto fue mi cual lo dijera Arquímedes: Eureka! (es decir, ¡Lo encontré!, hallé la explicación).

Realmente no sé si eso es lo mismo que sucede con todos los ganaderos que por error han entendido que todo PRV debe tener potreros de 1 Ha, o que por hacer potreros de 1 Ha ya están haciendo PRV; pero es lo más próximo que he encontrado como explicación para este generalizado error de interpretación. Para ser concreto: No toda ganadería que quiera implementar PRV debe hacer potreros de 1 Ha, ni todas las que tienen potreros de 1 Ha solo por eso ya se puede dar por hecho que ya hacen PRV.

Con la nota de hoy espero haber dado luces suficientes para que todos ustedes, mis lectores (y sus colegas, conocidos o amigos de la ganadería a quienes deseen compartirle esta nota de hoy), puedan entender mejor que el tamaño de las parcelas NO es prioridad para diseñar un proyecto PRV (o de pastoreo más eficiente, independientemente de cualquiera que sea el sistema de pastoreo que se desee implementar).

Si usted de verdad quiere lograr que el manejo del pastoreo de su ganadería sea mucho más eficiente de lo acostumbrado, y obtener mucho más productividad con la mayor rentabilidad posible para su negocio ganadero en particular, priorice siempre el número de parcelas que necesita para sobrepasar a su anchas la temporada de mayor escasez de forraje, pues así es como va a poder casi que garantizar que nunca le faltará comida a su ganado. Ya conociendo el número de parcelas que quiere, o mejor, que necesita hacer, será sumamente fácil determinar el tamaño que le corresponde a sus parcelas en particular (de paso, esto es lo que explica porque decimos que ningún proyecto PRV es exactamente igual a otro, ya que en todos el número y tamaño de parcelas será completamente diferente).

 

Conclusiones

1.- El tamaño de las parcelas no es más importante que el número de parcelas

2.- El tamaño de las parcelas no determina que un proyecto sea o no un PRV

3.- El tamaño de las parcelas es un cálculo posterior al del número de parcelas

4.- El tamaño de las parcelas difícilmente será el mismo para dos diferentes proyectos

5.- El tamaño y número de parcelas será siempre intrínseco de cada proyecto

6.- Es un error querer copiar el proyecto de otra ganadería, diseñando con el mismo tamaño y número de potreros, porque aun cuando sean ganaderías vecinas, cada una tiene evidentes diferencias que causan variaciones trascendentales para cada proyecto en particular

 

El Equipo de Profesionales de CEG Internacional, con sedes en México, Nicaragua, República Dominicana, Costa Rica, Panamá, Venezuela, Colombia, Ecuador y pronto también en Argentina, expertos en diseño e implementación de proyectos de Pastoreo Racional y Silvo Pastoreo Racional (acordes con la Tecnología de André Voisin), estamos a su disposición, tanto en la modalidad de asesoría presencial, como también de asesoría a distancia, para prestarle apoyo, si usted así lo desea, en su proyecto ganadero en particular.

Comenta conmigo tus opiniones, y comparte esta nota en tus redes sociales, o envíalo por correo a tus colegas y/o amigos de la Ganadería en el mundo… Gracias de antemano!

 

About the Author Zoot. Esp. Michael Rua Franco

Zootecnista (Universidad de Antioquia) Especialista en Nutrición Animal (U.D.C.A.) Experto en Ganadería Racional/Ecológica

17 comentarios

    1. Estoy preparando una nueva publicación sobre Punto Óptimo de Reposo. El método para determinarlo es la curva de crecimiento y desarrollo de la pastura, que consiste en medir los pesos del pasto durante el tiempo de reposo y calcular sus ganancias diarias de peso, con ello se construye la gráfica (plano cartesiano) para determinar la sigmoidea. Sin embargo, esto es solo un ejercicio académico, ya que en la práctica nos basamos en los registros históricos de tiempos de reposo, y elaboramos una proyección, y es con base en esta que procedemos con las ecuaciones de Voisin para luego hacer el diseño respectivo

      Me gusta

    1. Eso dependería de la categoría de animales para la cual destines cada área. Para el caso del ejemplo son dos grupos exactamente iguales en todo

      Me gusta

  1. Me llamo Bosco Zambrano Montesdeoca y soy Ing. Zootecnista, vivo en la provincia de Manabi Central en la republica de Ecuador
    Buenas tardes Michael, agradezco se sobre manera la información, pero hay un par incógnitas para mi, por lo que mucho agradeceré despejarlas; a- los pastos tienen diferentes cantidades de producción al año, para el caso el janeiro o Eriochloa polystacha tiene menor producción forrajera que el pasto saboya o guinea Panicum maximun o el kingrass, creo que algo tiene que ver el tamaño de la parcela para considerar el tiempo de uso a lo que también se suma la cantidad de animales para la misma en sus diferentes etapas de desarrollo o produccion

    Le gusta a 1 persona

    1. Estimado Juan Bosco,

      No solamente los pastos tienen producción variable. También ocurre que en un mismo terreno, de un potrero a otro, varía el aforo. Y lo que pasa es que en PRV se manejan tiempos de ocupación flexible para cada potrero, de manera que el potrero más pastado tiene unas cuantas horas más de pastoreo, y los menos pastados unas cuantas horas menos, así que unos potreros se van compensando con otros. Y la diferencia con todos los demás sistemas de pastoreo está en que se manejan cargas animales máximas de modo que el pastoreo sea rasante siempre. Los grupos de animales se pueden organizar por etapas productivas (que es lo más común en ganaderías de cría, lechería, doble propósito, o de ciclo completo, y ahí surge la división en varios módulos), o se puede también organizar por peso corporal (que es lo más común en ganado de engorde).

      Me gusta

    1. Estimado Roger,

      La carga animal en efecto se debe determinar en kilos de peso vivo, con base en los kilos de forraje verde disponible y la estimación de consumo voluntario del mismo para cada día.

      Me gusta

    1. Estimado(s) amigo(s) de Ganado EVV

      Con borregos la carga se determina igual que con vacunos, u otros animales de pastoreo. Por eso hacemos referencia a kilos de peso vivo (aunque también hablamos de cabeza). Pero, por ejemplo, si su borregas o borregos pesaran unos 50 Kg promedio cada uno, y la disponibilidad de pasto le alcanza para unos 1.000 kilos de peso vivo por hectárea, significaría esto que usted puede sostener 20 borreg@s por hectárea: 1.000 kgPV/Ha dividido 50 kg/cabeza = 20 cabezas/Ha

      Me gusta

    1. Cordial saludo Hda La Providencia

      Lo ideal NO es cambiar de potrero cada 3 días, lo verdaderamente ideal es cambiarlos de potrero todos los días. En cuanto a los ejemplos planteados en la publicación, no se les propuso una carga animal específica, pues eso va a depender de la cantidad de forraje que cada ganadería produzca y del tipo de animales que cada ganadería maneje.

      Me gusta

  2. Muchas gracias por su respuesta.
    Nosotros cambiamos de potrero cada 3 días y tenemos mucho pasto mejorado, no dejamos que el pasto baje de 0,30-0,40 cnts.de altura, utilizamos silopacas en verano ya que por quemas de pasto por delincuentes, tenemos que bajar los potreros donde les da mas viento.

    Saludos cordiales.

    Me gusta

    1. El cambio de potrero cada 3 días es muy positivo, es solo que el máximo rendimiento de la pastura y del ganado se obtiene con un cambio diario. De la misma manera, dejar un remanente de 30 a 40 cm de altura es viable, pero en el Pastoreo Racional, en cambio, se pastorea dejando entre 3 y 7 cm de altura de remanente (pastoreo a fondo) con el fin de estimular rebrotes más vigorosos después de cada pastoreo y que se produzcan desde el sistema radicular… La situación de las silopacas en verano siempre es una excelente manera de compensar la escasez de las temporadas críticas (sequía casi siempre)

      Me gusta

  3. excelente texto…
    quisiera realizar unas preguntas
    1. como saber el punto exacto del pasto para consumo animal, que variables se deben tener en cuenta o en que libro o texto me las especifica para que no se consuma antes ni después de lo debido
    2. como seria la formula para sacar el consumo diario de cada animal y asi poder saber cuantos animales carga un potrero durante un dia (24h)

    Me gusta

    1. 1.- Libro: Pastoreo Racional Voisin “Tecnología Agroecológica para el Tercer Milenio” de Luiz Carlos Pinheiro Machado.

      2.- Ecuación para calcular consumo voluntario estimado de forraje verde al día: Peso vivo del animal x 15%. Y para saber cuántos animales carga un potrero hay que medir cuántos kilos de pasto produce el potrero, restarle un 10% para que quede como remanente para el rebrote, y dividir por el consumo individual: Kg de pasto disponibles para consumo en el potrero / Kg de pasto que consume cada animal en un día.

      Me gusta

Los comentarios están cerrados.