Hoy es Lunes de Agronomía en CEG Internacional, y vamos a hablar de un tema del que mucho se nos cuestiona a los promotores del Pastoreo Racional Voisin (PRV) y es el de la compactación del suelo, ya que se ha promovido la idea convencional de que la compactación es mala para el suelo y para los cultivos a establecer en el mismo, y en PRV al sostener altas cargas animales instantáneas en áreas poco extensas el suelo se compacta, pero los promotores de PRV argumentamos que esta compactación no es mala sino todo lo contrario, buenísima, tanto para el suelo, como para los cultivos que sobre este se desarrollan. A continuación lo explicaré para ustedes, mis lectores…

¿Qué es la compactación?

compactacion-suelo-cortesia-inta-argCompactación del suelo – Cortesía: INTA Argentina

En agronomía, y específicamente en el área de edafología (ciencia de los suelos), se define como la reducción de la densidad aparente del suelo (o mejor como: la conversión de la densidad aparente del suelo en densidad absoluta).

Para entenderlo un poco mejor, recordemos algunos conceptos y principios de la física: La densidad aparente es la relación entre el volumen de un cuerpo o materia y su peso en seco; recordemos el principio de la física que define la densidad absoluta como la relación entre masa y volumen, donde la masa es el peso seco de un cuerpo o materia y el volumen es el espacio que ocupa dicho cuerpo o materia. La edafología establece, a partir de estos principios físicos, que la densidad del suelo en su estado natural es mayor que la densidad de ese mismo suelo si le extraemos el agua y aire (suelo compactado), y esto, en detalle, es lo que se denomina compactación.

¿Cómo se forma el suelo?

Prácticamente casi todo suelo usado para agricultura y ganadería se compone de tres partículas clásicas: arena, limos y arcillas. Todas ellas provienen de la desintegración de rocas, incluso de la roca madre (capa profunda del suelo) y rocas volcánicas o rocas que emergen a la superficie por procesos erosivos de la tierra. En este proceso de desintegración por efectos físico-químicos y biológicos en la naturaleza, las partículas de roca que se van formando van adquiriendo un tamaño, quedando de mayor tamaño las arenas, de menor tamaño los limos y prácticamente microscópicas las arcillas.

compactacion-suelo-grafica-a-l-a

Como es lógico, debido a que las arenas quedan de mayor tamaño, entre las partículas de arena quedan muchos espacios “vacíos”, que dependiendo de las condiciones agroecológicas del entorno, dichos espacios se llenan de aire y/o de agua en el suelo. En el caso de los limos, estos espacios “vacíos” obviamente son más estrechos, y en las arcillas muchísimo más. Esta es la razón por la cual los suelos muy arenosos no son buenos retenedores de agua (son mucho más porosos, lo que significa que tienen mayor densidad aparente), los suelos limosos son buenos retenedores de agua y a la vez porosos, por lo que resultan más equilibrados pero son los que en época lluviosa pueden tornarse un poquito lodosos, mientras las arcillas son las que más agua retienen y esto los hace muy encharcables por lo que no drenan bien el agua y son aquellos suelos que en época seca son casi impenetrables, y en época lluviosa son fácilmente penetrables pero también inundables por largas temporadas. Como ya podemos suponer, los suelos predominantemente limosos son los que resultan más trabajables, pero lamentablemente no todos los ganaderos pueden elegir en qué lugar del mundo (y junto con ello en qué tipo de suelo) establecer su ganadería.

Claramente, los suelos muy arenosos no son fáciles de compactar, pero los limosos y los arcillosos sí, y sobre todo estos últimos. Sin embargo, los suelos muy arenosos tienden a ser obviamente más áridos y poco deseados (menos aptos) para la agricultura o ganadería. No significa esto que los suelos arenosos no se usen para agricultura y ganadería (exceptuando los desiertos de arena), porque recuerden que todos los suelos llevan en su composición los tres tamaños de partícula, así que aún en suelos arenosos, los limos y arcillas permiten retener cierta cantidad de agua y nutrientes para que también en estos se pueda cultivar y/o hacer ganadería.

Pero, además de lo anterior, si los suelos no tuviesen más que arenas, limos y arcillas su fertilidad sería nula. Las rocas desintegradas por sí solas no aportan fertilidad al suelo. Para que un suelo sea fértil para la agricultura y la ganadería, tiene que haber otros participantes. La fertilidad de todo suelo está específicamente en la Materia Orgánica, y esta se forma por procesos biológicos naturales. La MO (Materia Orgánica) es el producto de la transformación de los desechos de los seres vivos (flora y fauna de los ecosistemas) en fracciones humificadas y mineralizadas de suelo. En otras palabras, mientras más vida vegetal y animal haya en un ecosistema (biocenosis), y las condiciones agroecológicas así lo favorezcan, mayor será la fracción de materia orgánica que se va acumulando sobre la superficie del suelo, y mayor también la fertilidad del mismo.

compactacion-mo-lombriz-cortesia-ipniMateria Orgánica producida por Lombriz de Tierra y otros Organismos Vivos del Suelo – Cortesías: IPNI

La fertilidad de todo suelo está específicamente en la Materia Orgánica… mientras más vida vegetal y animal haya en un ecosistema (biocenosis), y las condiciones agroecológicas así lo favorezcan, mayor será la fracción de materia orgánica… y mayor también la fertilidad del mismo!

Los suelos que trabajamos en la agricultura y ganadería, por tanto, no dependen de los aportes externos (a través de insumos de síntesis química) para su fertilización, excepto, claro está, cuando el agricultor o el ganadero les han proporcionado un manejo degradativo. Así pues, si sus cultivos no son productivos y para lograr que lo sean debe usted acudir a fertilizantes comerciales, usted ya sabe que lo que realmente ocurre es que su suelo es deficiente en materia orgánica, y esto a su vez significa que son pobres de vida o ya están literalmente “muertos” y no están siendo suficientemente capaces de recuperar su fertilidad mediante procesos biológicos naturales.

El problema grave de esto es, que aplicando fertilizantes químicos usted NO está resolviendo el problema, lo está agravando, porque los químicos de síntesis aniquilan toda forma de vida en los suelos debido a su toxicidad. Y si usted es de los que además combate “malezas” con venenos (herbicidas) lo está empeorando más, porque obviamente los venenos se caracterizan precisamente por su toxicidad, están hechos como tal para matar, así que aunque usted lo que busca es envenenar ciertas plantas, inevitablemente también está intoxicando los organismos vivos del suelo (los está matando) y como consecuencia de ello está empobreciendo su actividad biológica, está reduciendo su capacidad de producir materia orgánica y lo está tornando cada día menos fértil y productivo. Esta es la forma como los agricultores y ganaderos han venido contribuyendo con la esterilización de los suelos, que conlleva a su deterioro a mediano y largo plazo, hasta volverlos totalmente dependientes de insumos o en casos mucho más severos, a su desertificación (conversión en suelos desérticos).

¿Por qué se compacta un suelo?

Todo lo anterior está directamente relacionado con la compactación en el sentido que, un suelo mientras más pobre sea de materia orgánica y biocenosis (fauna y flora), será un suelo que se va a compactar mucho más fácilmente. Esto es, porque la materia orgánica en su forma, textura y estructura es lo más parecido que hay a las partículas de limo. La materia orgánica se va acumulando en la superficie del suelo (que es donde la producen y depositan los organismos vivos), y luego se va combinando con las partículas de arena, limo y arcillas de la capa de suelo que hay justo debajo de la materia orgánica. De esta forma se va modificando la forma, textura y estructura de los suelos, y esta modificación es sumamente positiva para la agricultura y la ganadería.

Concretamente podemos decir que mientras más materia orgánica haya en el suelo, más fértil y productivo será, y esto se debe a que la MO tiene el mismo o mayor potencial para retener agua y nutrientes que las partículas de arcilla (y como los suelos ya tienen arcillas y estas se combinan con MO, se tornan más retenedores de nutrientes minerales), al mismo tiempo, la MO es una materia porosa que se puede comparar por ejemplo con una esponja o espuma sintética, así que también es retenedora de oxígeno y de agua (humedad), y que aunque se compacta retorna rápida y fácilmente a su estado natural (acolchonado). Aquí es justamente donde está buena parte de la clave, y uno de los principales argumentos de los que somos Voisinistas (promotores del PRV para las ganaderías) para afirmar que la compactación que hace el ganado sobre el suelo, muy a pesar de las altas cargas animales instantáneas, no es mala, sino lo contrario, resulta positiva. Entonces, un suelo que no se recupera de la compactación, literalmente es un suelo que es pobre, o se ha empobrecido de MO debido a las prácticas degradativas de agricultores y ganaderos.

compactacion-suelo-cortesia-infocampo-argSuelo deteriorado y compactado por malas practicas agrícolas y ganaderas – Cortesía: Infocampo Argentina

…un suelo que no se recupera de la compactación, literalmente es un suelo que es pobre, o se ha empobrecido de MO debido a las prácticas degradativas de agricultores y ganaderos!

¿Cómo se descompacta naturalmente un suelo?

Por si acaso no está quedando claro, lo digo más explícitamente: los organismos vivos del suelo en la búsqueda de los desechos orgánicos que van quedando sobre la superficie de la tierra, se van desplazando de abajo hacia arriba, y de arriba hacia abajo, y a su paso van dejando orificios tubulares a los que se les denomina “capilares del suelo”, a través de los cuales circula oxígeno y agua. Mientras mayor cantidad y calidad de sustrato haya en la superficie, mayor estímulo hay para que se desplacen más organismos vivos en el subsuelo dejando más y más capilares, y este es el trabajo que explícitamente descompacta los suelos. Por supuesto que, un suelo con mínima o nula biocenosis NO se podrá descompactar naturalmente, y es cuando el agrónomo recomienda (equivocadamente) pasar una herramienta de arado para descompactarlo.

He aquí entonces, otro de los argumentos que usamos los Voisinistas para afirmar que el suelo no necesita los arados (estos además tienen el problema de favorecer la erosión, al desintegrar el suelo y al desfavorecer los depósitos de materia orgánica y reducir o anular la biocenosis, por eso decimos que erróneamente un agrónomo recomienda arar suelos, cuando esta supuesta solución agrava el problema). De paso este es otro de los argumentos nuestros para afirmar que la compactación del suelo no es problema en PRV, y que al contrario, es favorable y fácilmente recuperable, promoviendo sobre todo una potente biocenosis.

compactacion-capilares-lombriz-cortesia-agricultura-urbanaPerforación de lombriz de tierra en el suelo – Cortesía: Agricultura Urbana
compactacion-capilares-lombriz-cortesia-madridmasdCapilares formados por lombriz de tierra en el suelo – Cortesía: Madridmasd
compactacion-capilares-escarabajos-cortesia-wilkinsons-world-2012Perforación de escarabajos peloteros en el suelo – Cortesía: Wilkinson’s World
compactacion-capilares-hormigas-cortesia-arroba-de-los-montesPerforación y capilares formados por hormigas en el suelo – Adaptado de: Arroba de los Montes

¿Por qué la compactación es algo positivo en PRV?

Los agrónomos que promueven los métodos convencionales de agricultura, arando el suelo para su descompactación y para facilitar posteriores prácticas convencionales en el cultivo, erradicando la vegetación nativa para introducir semillas de especies foráneas bajo el argumento de que estas han sido mejoradas para producir un alimento de mayor calidad, deforestando y erradicando arvenses para establecer monocultivos supuestamente más productivos, controlando plagas con venenos y fertilizando con químicos, y cosas por el estilo, como ya es evidente de acuerdo con lo que he explicado hasta ahora, están favoreciendo la vulnerabilidad del suelo a la compactación, pero por supuesto ellos no están preocupados por la compactación del suelo ya que para estos la solución es fácil: pasar de nuevo el arado. Pero, el problema de fondo con este formato de agronomía convencional está en que, no están dispuestos a permitir a la naturaleza hacer su trabajo (eso le quita trabajo e ingresos a los agrónomos, y a las casas de insumos y maquinaria agrícola), por lo que emplean cualquier cantidad y variedad de argumentos “científicos” para tratar de convencernos de que la naturaleza no lo resuelve todo por sí misma, y que ante la compactación de un suelo no queda otro camino más práctico, rápido y eficaz que usar arados para descompactar.

En otras palabras, su visión de la compactación de un suelo es absolutamente negativa desde el punto de vista productivo y a la vez positiva para poder promover sus prácticas convencionales. Quiero dejar muy claro que respeto y apoyo absolutamente la profesión de la agronomía, yo trabajo con agrónomos, en nuestro equipo de trabajo los hay, así que nada de lo que he dicho está en contra de la profesión o de quienes la ejercen; sobre lo que si estamos en contra es de la visión convencional de un sector de la agronomía, que está dispuesta a impulsar el comercio de maquinaria, herramientas e insumos artificiales agrícolas, en vez de estar a favor de los procesos naturales en los ecosistemas ganaderos. Muchos de ustedes saben que a mi parecer solo queda un camino para la agricultura y la ganadería hacia el futuro: Los Ecosistemas Productivos.

La visión convencional de la agronomía nos ha nublado a los ganaderos la posibilidad de conocer, entender y favorecer los procesos naturales del suelo. Ya expliqué varios, pero hay otro más, que cuando yo lo conocí me dejó literalmente sorprendido, no solo por el proceso tan obvio y a la vez importante que es para la naturaleza, sino porque me hizo pensar en lo increíble que resulta que no lo hayamos notado o pensado antes (a esto me refiero cuando digo que los convencionales son hábiles para nublarnos la visión a los ganaderos y agricultores). Y al proceso natural específico al que me refiero es, que así como en el suelo hay organismos vivos que necesitan del oxígeno para poder vivir y cumplir sus funciones en la biocenosis y el ecosistema que integran, es claramente lógico que haya otros organismos vivos que también habitan el suelo pero que no necesitan del oxígeno, y al contrario, su mayor actividad se da en ausencia de oxígeno.

Parte de esto nos lo enseñaron desde la educación primaria en las clases de ciencias naturales y reforzado en la educación secundaria en las clases de biología, y aún más profundamente en la educación universitaria en las clases de biología y microbiología, entre otras. Nos enseñaron que en la naturaleza hay organismos y procesos naturales aeróbicos (que se dan en presencia de oxígeno) tanto como anaeróbicos (que se dan en ausencia de oxígeno). ¿Cómo es que nos olvidamos entonces de todo esto en el ejercicio de nuestras profesiones? Si el ganadero no lo sabe, puede ser normal, ya que no lo estudió con tanto detalle como los que somos profesionales en las diversas ciencias agrarias, pero que no lo sepamos (o más bien, que lo olvidemos) los profesionales parece increíble.

Entre estos microorganismos del suelo están las bacterias anaeróbicas. Una especie de ellas cumple un rol fundamental en los procesos biocenóticos naturales de todo suelo sometido a agricultura y ganadería. Me refiero a las bacterias anaeróbicas que producen el gas etileno. Hasta en la agronomía e ingeniería agroindustrial convencional este gas es producido para su uso como catalizador en la maduración de productos frutícolas y en su posterior conservación, y este uso es ampliamente conocido y difundido. Pero el papel que este cumple en la biología de suelos se ha mantenido callado, poco investigado y promovido, a pesar de la importancia que este tiene también en el cultivo de pastos y forrajes para la ganadería.

compactacion-suelo-vivo-cortesia-agricultura-regenerativa-ibericaSuelo vivo (microorganismos cooperan para la nutrición de las plantas) – Cortesía: Agicultura Regenerativa Ibérica

Explica el Prof. Pinheiro Machado (Brasil), que el gas etileno está involucrado en los procesos de renovación de la materia orgánica del suelo, en los procesos de mineralización del nitrógeno para que pueda ser tomado por las plantas para su nutrición, tiene además un potencial alelopático (inhibe otros procesos no convenientes), y hace parte del ciclo aerobio/anaerobio del suelo el cual controla la liberación de iones de los macroelementos y microelementos minerales para la nutrición de las plantas (pastos y forrajes), en suelos con buena estructura y densidad (suelos que acumulan materia orgánica como ya lo expliqué), pero que no hayan sido arados (obviamente, porque un suelo arado se mantiene todo el tiempo oxigenado y no habrá lugar a los procesos anaeróbicos).

De lo que expone el Prof. Pinheiro, y en el contexto de lo tratado en esta nota, podemos deducir que en todo suelo productivo es necesario que haya compactación. Si no hay compactación, no habrá condiciones anaerobias suficientes para que se produzcan niveles óptimos del gas etileno, y si este no se produce en cantidades óptimas se bloquean procesos biológicos muy importantes del suelo como los que expone el Prof. Pinheiro. Los organismos vivos del suelo se encargan de mantener un apropiado balance entre compactación y descompactación (ya lo hemos explicado).

Pero, notemos que hay una condición muy importante, y es que los suelos no deben ararse, y sumemos a eso que tampoco se pueden usar insumos que acusen toxicidad a los organismos vivos del suelo, como son los fertilizantes químicos y toda clase de venenos usados para controlar parásitos de las plantas o erradicar plantas arvenses e indicadoras, y tampoco pueden haber sido deforestados. Todo lo que afecte negativamente a los organismos vivos del suelo, altera negativamente también los procesos biocenóticos, y entre ellos la producción de materia orgánica y el ciclo del gas etileno (que es el de compactación y descompactación del suelo).

Aquí estamos entonces frente al tercer argumento de los Voisinistas, y de hecho, el más explícito de todos (pero complementando los dos anteriores), para afirmar la necesidad de que el suelo se compacte y lo favorable que es esto para los suelos en uso agrícola y/o ganadero. La ventaja para el cultivo de pasturas y forrajes está, en que el ganado manejado en altas cargas instantáneas es el que deja el suelo compactado, pero entre dos ocupaciones sucesivas de cada potrero debe pasar un tiempo prudente de reposo (o sea, sin pastoreo) para permitir el desarrollo de las raíces de las plantas, incluyendo arvenses o indicadoras (también las mal llamadas malezas), y sobre todo, para que haya una intensa actividad biocenótica por parte de los organismos vivos del suelo para que al movilizarse descompacten el suelo, y para que se produzca gas etileno favoreciendo todos los procesos de descomposición de la materia orgánica (humificación) y de mineralización de los nutrientes, en especial del nitrógeno, para que así la pastura se nutra mejor y se recupere con más vigor. No es gratuito que en todo proyecto PRV, entonces, lo primero que notan los ganaderos que se deciden a implementarlo, es la abundancia de pastura para su ganado. En síntesis, en las ganaderías es cierto que el ganado compacta el suelo, pero si se establece un manejo racional del pastoreo, también hay una fauna trabajando a favor de la descompactación, y este ciclo se sostiene indefinidamente haciendo que los potreros se mantengan suficientemente pastados.

compactacion-prv-cortesia-diario-del-huilaEl pasto abunda en PRV por una potente biocenosis en el suelo – Cortesía: Diario del Huila

Prácticas degradativas que favorecen la compactación del suelo ganadero:

1.- Deforestación: Los árboles, arbustos, y también las plantas arvenses e indicadoras (la mayoría de las cuales el ganadero considera maleza) tienen un sistema radicular mucho más grueso, abundante y capacitado para penetrar a capas más profundas del suelo. En la medida que estas raíces se desarrollan hacen más poros el suelo, lo que a su vez evita, anula o incluso ayuda a recuperar un suelo de cualquier proceso de compactación. Talar árboles y arbustos, y erradicar las supuestas “malezas” de los potreros, está minimizando la capacidad del suelo de ser enraizado, lo que a su vez se traduce en que este suelo se está tornando vulnerable a la compactación. Lo lamentable es que la mayoría de ganaderías tienen baja densidad (o ninguna) de árboles y arbustos en sus potreros, y casi todas erradican las supuestas malezas (ahora deberían estar entendiendo que aunque no las aproveche el ganado directamente, estas plantas son su aliado contra la compactación, entre otros beneficios que ellas le prestan a los ecosistemas ganaderos). Es entonces un absoluto error deforestar y erradicar plantas nativas, arvenses e indicadoras, de los potreros. A mayor biodiversidad de plantas en el potrero, menor su vulnerabilidad a la compactación, y de paso también contrarrestan la erosión, la lixiviación o lavado de los suelos, etc.

compactacion-deforestacion-cortesia-pybioPraderas deforestadas – Cortesía: PyBio

De otro lado, los árboles, arbustos y las arvenses e indicadoras, son plantas que producen en su follaje, ramas, flores y frutos, producen parte de la materia prima (sustrato) que usarán los organismos vivos del suelo para descomponer, humificar y producir la materia orgánica para el suelo. Con la deforestación y erradicación de las supuestas malezas, los organismos vivos se quedan sin este sustrato, y lógicamente migran hacia otros lugares, o mueren por defecto. A parte de que el potrero sin sombra, no brinda garantías para que se desarrolle una potente biocenosis, ya que el sol es uno de los peores enemigos para la mesofauna y sobre todo la microfauna del suelo. Sin comida o sustrato y sin sombra, los potreros se van quedando sin fauna del suelo, y se compactan más fácil.

2.- Incineración: No hay que pasar por alto, que el principal insumo para hacer fuego es el oxígeno. Cuando le prendemos fuego a los potreros (práctica común para deshacerse de la vegetación nativa y establecer praderas con especies mejoradas o más idóneas para nutrir al ganado) estamos causando un consumo extremo del oxígeno, no solo tomado de la atmósfera, también se consume a fondo el oxígeno que está en el suelo (entre las partículas del mismo). Esto causa una contracción de las partículas del suelo, y por eso lo vemos agrietarse. Esta contracción es una causa directa de la reducción de la densidad aparente del suelo, o sea, es una forma directa de compactarlo.

compactacion-quemas-de-pastizal

3.- Arados y químicos: Los arados desintegran el suelo, y especialmente, la capa superficial. Recuérdese por ejemplo que uno de los argumentos de los agrónomos convencionales para realizar arados es la de “incorporar la materia orgánica al suelo”. Un suelo vivo (alto potencial de biocenosis natural) es un suelo equilibrado, y por lo tanto, son los organismos vivos los encargados de incorporar la materia orgánica que ellos mismos producen al subsuelo. Por naturaleza, la materia orgánica se va combinando perfectamente con la siguiente capa del subsuelo, mediante procesos biológicos y físico-químicos. Pero, si el suelo está sin vida, obviamente no hay quien incorpore y ahí es cuando los agrónomos acuden al arado. Pero recordemos que esto agrava el problema, porque inhibe el ciclo del gas etileno por ejemplo, aparte de que altera negativamente las condiciones de vida para los organismos vivos, y sobretodo porque es causa directa de erosión. Los químicos (fertilizantes y venenos) degradan el suelo porque lo van dejando sin vida, y un suelo sin vida (estéril) va perdiendo su cobertura vegetal, apareciendo parches calvos que se van erosionando por acción del clima (sol y lluvia) y del viento, entre otras cosas, y a la vez van quedando compactados.

compactacion-arado-potreros-cortesia-gs-palmeraArado en potreros de pastoreo – Cortesía: G.S. Palmera
compactacion-fertilizantes-cortesia-red-raizAplicación de fertilizantes químicos en pasturas – Cortesía: Red Raíz

4.- Pastoreo: Los animales con su pisada compactan el suelo por naturaleza, pero esto se convierte en un problema cuando las prácticas de pastoreo no son correctas. Por ejemplo, cuando se incurre en prácticas de subpastoreo o de sobrepastoreo. Si el ganado pasa más o menos tiempo del que debe en cada potrero, y no se respeta la fisiología de las praderas, el enraizamiento de estas es pobre y el suelo queda muy compactado, aparte de que los suelos no alcanzan a recuperarse completamente, y va acumulando compactación

compactacion-sobrepastoreo-argentinaMalas prácticas del pastoreo (sobrepastoreo)
compactacion-subpastoreo-panamaMalas prácticas del pastoreo (subpastoreo)

5.- Insumos veterinarios: Principalmente los antibióticos y/o antiparasitarios, incluyendo endectocidas o lactonas, organofosforados y organoclorados, y también algunos suplementos que contribuyen con la acidificación y la salinidad del suelo, van menguando poco a poco la biocenosis, ya que les causan la muerte a los organismos vivos coprófagos o que usan los desechos orgánicos como sustrato, o causan su desplazamiento a otros lugares, y modifican las condiciones de vida o entorno del suelo y la pradera de modo que esto también conlleva a su muerte o desplazamiento, por lo que finalmente el suelo se empobrece y se compacta

compactacion-heces-secasHeces “momificadas” a causa de antiparasitarios/antibióticos (Archivos CEG)

6.- Reducción o paralización de la biocenosis: En general, toda práctica que cause deficiencia o muerte de la fauna de la superficie del suelo o del subsuelo, involucrada en los procesos de humificación y mineralización de los sustratos orgánicos, y en consecuencia, sea causa de la parálisis de producción de materia orgánica, favorecerá la vulnerabilidad del suelo para compactarse

Conclusiones

1.- La compactación por sí misma no es mala para el suelo ni los ecosistemas de agricultura y/o ganadería. De nuevo, son las prácticas incorrectas a las que se mal acostumbró el ganadero convencional las que convierten un proceso natural y favorable, en un proceso negativo para el cultivo de pastos y forrajes, y por tanto para la eficiencia productiva de la ganadería en general.

2.- La compactación es un proceso natural que puede y debe estar a favor del ganadero y su ganadería, pero para ello no podrá acudir a cualquier tecnología de pastoreo, porque la mayoría de ellas conllevan a que la compactación del suelo sea negativa. Si el manejo de la ganadería es holístico, de tal modo que se realicen prácticas no agresivas para los ecosistemas de pradera y suelo, sino todo lo contrario, sean prácticas reconstitutivas (o aún, regenerativas) de tales ecosistemas, promoviendo una potente biocenosis en los suelos, solo así logrará que el suelo se compacte y descompacte cíclicamente y favorablemente para mantenerse cubierto y bastante productivo (suelo vivo)

3.- Los ganaderos deben abandonar casi por completo las prácticas convencionales de agricultura y de ganadería, optimizando el manejo de su sistema de pastoreo, y anulando el uso de insumos veterinarios que afecten negativamente la fauna de los suelos, y también los que son tóxicos como los químicos de síntesis para fertilizar y los venenos que usa para control de plagas o maleza. También tendrá que dejar de deforestar sus campos, de luchar contra las malezas (porque estas al fin de cuentas son un aliado y no un enemigo), y de prácticas como prender fuego a los potreros, o la de implementar herramientas de arado que al final terminan siendo causantes de erosión

4.- Contrariamente, los ganaderos para poder ser sustentables en el corto, mediano y largo plazos, debe estudiar más a fondo las modernas propuestas tecnológicas en el marco de la Ganadería Racional, tales como el Pastoreo Racional Voisin (PRV), el Sistema Silvopastoril, la Ganadería Holística, la Ganadería Regenerativa, la Ganadería Ecológica, Biológica u Orgánica, puesto que estas están basadas en principios Voisinistas que se proponen como tal el fomento de una ganadería alineada a la perfección con la Naturaleza, respetando sus procesos propios y sus tiempos propios.

 

En el Equipo CEG promovemos actualmente la adopción del Silvo Pastoreo Racional Voisin (SPRV), que integra totalmente los conceptos de PRV (y con este los de manejo holístico, regenerativo y ecológico u orgánico), en conjunto con los conceptos de Agroforestería (Silvopastoreo), para propiciar en cada terreno para uso ganadero ambientes totalmente equilibrados a todo nivel, con base en una biocenosis en su máxima expresión y el círculo virtuoso de la ganadería en plenitud. Nuestro equipo en América Latina está a su servicio!!!

compactacion-sprv-cortesia-asocebuSilvo Pastoreo Racional Voisin (SPRV) – Cortesía: Asocebú

Espero que en adelante, usted y sus empleados en su ganadería no vuelvan a ver nunca más la compactación del suelo como un enemigo, pero que trabajen esforzadamente en conseguir darle un manejo racional a todos los recursos naturales de los que disponen para que logren al final que su ganado compacte y la fauna de sus suelos junto con la biodiversidad vegetal que permitan se desarrolle en sus praderas sean los que se encarguen de la descompactación natural. Si así lo hacen, les aseguro que problemas de comida para su ganado jamás van a tener, y que sus suelos perdurarán vivos por tiempo indefinido. Así heredaremos ganaderías sustentables y sostenibles a las próximas generaciones de ganaderos en todo el planeta, redundando en una oferta de alimentos más sanos y saludables para la humanidad, que sabrá darle valor económico a lo que hacemos por el mundo desde nuestras ganaderías en lo particular.

Que Dios les bendiga mis estimad@s ganader@s y lectores! Hasta pronto…

Comenta conmigo tus opiniones sobre este tema, y/o comparte esta nota en tus redes sociales, o envíalo por correo a tus colegas y amigos de la ganadería en el mundo…

 

About the Author Zoot. Esp. Michael Rua Franco

Zootecnista (Universidad de Antioquia) Especialista en Nutrición Animal (U.D.C.A.) Experto en Ganadería Racional/Ecológica

2 comentarios

  1. felicitaciones Señor Zootenista Michael Rua franco por este articulo tan importante, de acuerdo a mis pocos conocimientos sobre la materia lo entendi totalmente y comparto con Usted todo el contenido del mismo.
    Esta es una guia muy importante para que los Señores Ganaderos pongan en practica estas oraientaciones de tanta importancia.
    Atte, Eduardo Ordoñez Granada

    Le gusta a 1 persona

Los comentarios están cerrados.