Hoy es “Jueves de Salud Animal” o de Veterinaria en CEG Internacional, y quiero referirme a un tema de fundamental importancia para las Empresas Ganaderas. Les hablaré de “Anamnesis”. Sabes qué es? y entiendes para que te sirve o como te puede estar perjudicando en caso de no tener una idea clara de ello, o no tenerla en cuenta en tu ganadería a diario? En caso de que respondas no, aquí te lo explicaremos…
Para los profesionales de las Ciencias Agrarias, y en especial para los que estamos directamente involucrados con la salud, bienestar y productividad de los animales domésticos es bastante frecuente recibir una llamada, y/o con la tecnología actual un mensaje de texto o de voz instantáneo, de parte de un productor que ante la urgencia que suele tener un caso de afección a la salud de los animales de granja y no tener un MV, MVZ o Z cercano a quien acudir, decide acudir a quien supone que lo puede ayudar con prontitud aunque sea a la distancia, y es cuando surge la pregunta: “Doctor, que le puedo aplicar a la vaquita -ternerita/o, novillita/o, torito, caballito, etc-?”
Allí es cuando, para entender bien de qué se trata, comenzamos a indagar y a escudriñar en los antecedentes, pero no siempre logramos obtener las respuestas necesarias, por lo tanto no logramos obtener un claro diagnóstico de la situación y en consecuencia no podemos brindar soluciones acertadas a quien las necesita, casi siempre con urgencia. Y no es que no podamos ayudar a distancia, sino que al carecer de la información mínimamente necesaria pues lógicamente no podemos acertar con la solución, e intentar atinar con base en supuestos puede resultar riesgoso y agravante. Así que, justo para no tener este tipo de problema es que debemos saber llevar a cabo una óptima Anamnesis.
anamnesis-cortesia-tolsa
 Derechos de imagen: Tolsa

¿Qué es la anamnesis?

Esta palabra, poco usada entre productores pero mucho entre profesionales de la salud y manejo animal, hace referencia a la acción (o conjunto de acciones) que realizamos los humanos para poder traer al presente los recuerdos del pasado. Se trata entonces de recuperar información registrada en épocas anteriores.
En la Zootecnia y la Veterinaria se define Anamnesis como el: “Conjunto de datos que se recogen en la historia clínica de un paciente con un objetivo diagnóstico”.
Y por si acaso, aclaro, que elaborar un historial clínico para animales no es una responsabilidad exclusiva de los veterinarios o zootecnistas. Es mucho mas una competencia del ganadero como tal. Si los animales hablaran y el MV, MVZ o Z les pudiera hacer preguntas directamente para poder elaborar su diagnóstico y acertar con la solución, el ganadero podría relajarse. Pero como no hablan los animales, y debe hacerlo por ellos su dueño, a estos les corresponde estar en capacidad de ayudar a elaborar una completa anamnesis, si es que quiere soluciones rápidas y acertadas.
El problema al que nos enfrentamos en estos casos, no solo cuando nos contactan a distancia, sino también cuando estamos en trabajo de campo, con presencia de los encargados del cuidado diario de los animales y hasta del propietario de la ganadería, es que en vez de poder hacer una buena anamnesis del caso que estamos atendiendo, lo que tenemos parece ser mas bien una “amnesia total”, pues en muy frecuentes casos, ninguno de los presentes recuerda absolutamente nada de lo que se le hizo o se le dejó de hacer al animalito para que llegara a enfermarse. Y si se trata de una llamada, pues menos; aunque se esfuerzan en tratar de recordar no lo logran.
anamnesis-silueta-dudoso
Y llamo la atención en algo en particular: El ganadero o sus empleados recuerdan lo que es evidente, aunque muchas veces con inseguridad, pero de algo se acuerda en todo caso (según la afecciones, es relativamente fácil recordar cosas como: cambios en el comportamiento o cambios en el aspecto físico del animal o de varios de los animales, secreciones anormales, sangrados, fiebre, cojeras u otras dificultades, etc). De lo que casi nadie se acuerda, casi nunca, es de los detalles no visibles que obviamente son mucho más difíciles de recordar (si es que los pudieron percibir en su momento), y esto se debe a la muy común negligente actitud que suele predominar entre los productores, y obviamente mas en sus empleados, de ser tan renuentes a llevar registros por escrito.
Se define Amnesia como la: “pérdida total o parcial de la memoria que impide recordar o identificar experiencias o situaciones pasadas”. Literalmente lo opuesto a Anamnesis. Podríamos llamarle a esto por ejemplo: Amnesia de ganadero, o amnesia administrativa de los productores ganaderos y sus empleados.
Definitivamente, no podemos confiar tanto de nuestra memoria, por muy buena que creamos tenerla. Hay que tomar nota (escribir), registrar, crear archivos a los que podamos acudir mas tarde para recordar más fácil y con plena certeza. Y si podemos, apoyarnos en un software de registros, para dejar registrado cada evento con nuestros animales, pues sin duda será muchísimo mejor.
administracion-encabezado
Cortesía: UNER
Claro, entendemos que esto no es en todas las ganaderías, pues cada vez hay mas productores conscientes, y que demuestran preocupación por hacer las cosas cada día mejor en sus granjas. Pero sigue predominando hasta hoy esta desafortunada actitud, que finalmente a quien mas perjudica es a los ganaderos mismos, lamentablemente también a sus animales, y en muchos casos (según la afección de la que se trate), afecta también a los empleados y por último a los consumidores de los productos (leche y carne) que se obtienen de la producción animal.
Para reflexión del ganadero, invito a que hagamos consciencia especialmente en esto último. Hay una ley irrefutable en la vida: cosecharás lo que siembres. Y es que si los que consumen nuestros productos (alimentos de origen animal) y quienes nos ayudan a producirlos (empleados), se ven afectados por nuestra negligencia en el manejo de la “historia clínica” de nuestros animales, esto hace un “feedback negativo” sobre nuestro negocio ganadero, tanto en lo particular primeramente, como también en lo sectorial (la ganadería en general) a mediano y largo plazos.
En otras palabras, si no le ponemos mas cuidado a llevar con rigor y disciplina nuestros registros de todo cuanto hacemos (o dejamos de hacer) con nuestros animales, lo que vamos cosechar para nuestras ganaderías probablemente es: problemas que no se solucionan debidamente por falta de una óptima anamnesis, costos de sostenimiento mas elevados en el cuidado de nuestros animales y por tanto también en la producción, que se traducen al final en menor rentabilidad de estos negocios, empleados espontáneamebte enfermos lo que también impacta negativamente en la operatividad se rutina de nuestras ganaderías y que obviamente también puede implicar que incurramos en gastos mayores, y también consumidores insatisfechos o que podrían hasta enfermar por alimentos contaminados o no tan sanos que se traduce a su vez en reducción en el consumo, caida de las ventas, y perjuicio económico para nuestros negocios ganaderos. O sea, lo que quiero enfatizar es, que nuestros descuidos son nuestros perjuicios.
No todo en la ganadería se resuelve “aplicando” alguna cosita, como lo pretendemos en muchos casos (por no decir que casi siempre). Así pues, que si no queremos clientes insatisfechos, problemas de salud en nuestros empleados y en nuestros animales, hagamos las cosas mejor de lo que las hemos hecho siempre. Si las seguimos haciendo igual no vamos a mejorar. Seamos disciplinados llevando registros de nuestros animales, de todo cuanto se nos ocurra. Mientras mas información tengamos a la mano, mas fácil identificar las causas de sus afecciones de salud, y definitivamente mas fácil hallar posibles y mas rápidas soluciones, sobre todo si el profesional al que acudimos para que nos ayude a resolver cada caso, está mejor informado de todo lo acontecido en nuestras granjas que puede influir sobre el bienestar y salud de nuestros animales de producción. Finalmente esto hace un “feedback positivo” para nosotros como productores, para nuestros empleados, para nuestras economías, y para los consumidores de todo lo que producimos.
anamnesis-cortesia-duwest

About the Author Zoot. Esp. Michael Rua Franco

Zootecnista (Universidad de Antioquia) Especialista en Nutrición Animal (U.D.C.A.) Experto en Ganadería Racional/Ecológica

2 comentarios

  1. Excelente comentario Michal Rua. En mi pais se han establecido varios programas de extensión sin lograr que los productores asuman los registros como una herramienta fundamental para el desarrollo organizado de su ganaderia. El resultado Ud. lo explica con mucha claridad. Los problemas persisten y se agravan.

    Le gusta a 1 persona

Los comentarios están cerrados.